Ha llegado el fin para las centralitas RDSI y las líneas analógicas con las que trabajan todavía muchas empresas. Y es que los comerciales de las operadoras que, hasta ahora, ofrecían este tipo de servicio de telecomunicaciones tradicional, han comenzado a informar a los clientes del fin de las mismas y la posibilidad de contratar otras alternativas, como son las soluciones cloud.

Telefónica es una de las empresas que ha comunicado formalmente el fin del servicio de sus líneas analógicas y RDSI así como de las centralitas basadas en esa tecnología. El verano de 2018, Telefónica lanzaba una nota de empresa en la que comunicaba el cierre progresivo de sus centrales de cobre, a la espera de que durante el año 2020 concluyeran las últimas. Este hecho supone el fin del ADSL, las líneas analógicas tradicionales y las líneas RDSI favoreciendo así la contratación de fibra óptica y de soluciones de comunicación en la nube basadas en tecnología de voz por internet.

 

¿Qué pasa si mi empresa tiene una centralita RDSI?

Hace años, las empresas realizaron grandes inversiones para instalar en sus oficinas sistemas de telefonía que les permitieran gestionar las llamadas de la empresa tanto internas como externas. Estas, fueron las centralitas telefónicas, un sistema de telefonía físico que permite conectar varias líneas de teléfono externas, analógicas o RDSI basados en cables de cobre, los cuáles están a la espera de desaparecer por completo.

Si formas parte del grupo de empresas que todavía tiene instalado en su empresa una centralita telefónica RDSI, probablemente hayas recibido o estés por recibir un comunicado de tu operador en el que se te informe del final de la prestación de este servicio, con todo lo que esto podría suponer: encontrarse un día sin servicio de atención telefónica, sin numeración fija de empresa…

Ante esta situación, empresas como Fonvirtual ofrecen soluciones de centralita virtual basadas en WebRTC, la más moderna tecnología de voz por internet que se está imponiendo como solución preferida para gestionar las comunicaciones internas y externas de la empresa por su calidad, su flexibilidad y como no, por el hecho de que no requiere inversión alguna ya que funcionan en cualquier dispositivo conectado.

 

Alternativas a las líneas analógicas y centralitas RDSI

Ante el fin de la telefonía tradicional, la mejor alternativa es buscar soluciones cloud que funcionen con la última tecnología IP, la tecnología WebRTC. Esta tecnología permite la transmisión de voz, vídeo y datos a través de Internet, lo que se beneficia gracias a las nuevas conexiones por fibra.

La telefonía IP ha conseguido perfeccionarse y alcanzar a grandes empresas de todo el mundo en los últimos años. Sin embargo, los beneficios de esta tecnología se han visto perfeccionados por la tecnología WebRTC, la cual permite establecer la comunicación sin instalación ninguna y desde cualquier parte del mundo.

tecnologia IP WebRTC

Fonvirtual, empresa especializada en telefonía cloud, ofrece servicios de centralita virtual y software de call center que funcionan a través de telefonía IP WebRTC, software de código abierto desarrollado por Google, que permiten a las empresas ofrecer una mejor experiencia al cliente y gestionar de manera eficiente las comunicaciones de voz, vídeo y mensajes.

 

Ventajas de las centralitas cloud con tecnología IP WebRTC

A pesar del cambio que deberán realizar las empresas que actualmente trabajan con centralitas RDSI, son muchas las ventajas que aporta la tecnología IP WebRTC a la gestión de la comunicación empresarial, y de las que las empresas se verán notablemente beneficiadas. Entre ellas, podemos destacar: 

  • Desvinculación total de las líneas físicas y, por tanto, mayor flexibilidad y ubicuidad en la recepción y emisión de llamadas.

 

  • Solo es necesario contar con conexión a Internet para dar paso a la comunicación, con lo que cualquier trabajador podrá comunicarse con los compañeros o clientes a través de cualquier dispositivo conectado a Internet y, por tanto, desde cualquier lugar del mundo.

 

  • Las empresas con múltiples sedes en cualquier punto del país o del planeta, podrán mantener la comunicación por voz, vídeo o mensajes entre sus empleados de manera eficiente y gratuita.

 

  • Otra de las ventajas es la nula inversión que requiere, ya que los servicios se instalan en la nube. Además, al ser accesible desde cualquier móvil u ordenador conectado con el que ya cuente la empresa, no será necesario comprar teléfonos IP, ni instalar software o hardware.

 

  • Todo es configurable desde la nube. Mientras que las centralitas RDSI requerían de técnicos especialistas para realizar cualquier cambio en la configuración, con la centralita virtual de Fonvirtual es posible gestionar configuraciones y estadísticas a través del panel de administrador desde el mismo navegador, de una manera fácil y sencilla.

 

  • Una centralita puede acumular tantas numeraciones como sean necesarias, y el agente podrá elegir cuál de ella quiere propagar cuando realice la llamada.

 

  • Además, los canales dependerán del número de extensiones contratadas. Por tanto, ya no es necesario contratar primarios para obtener más canales de comunicación.

 

  • Las centralitas virtuales WebRTC son totalmente escalables. Es decir, podrán aumentarse o reducirse las extensiones o numeraciones en cualquier momento, así como integrar nuevas tecnologías o conexiones con el CRM en cualquier momento.