Saber determinar cuando acaba la jornada laboral y cuando empieza tu tiempo de ocio y disfrute es una tarea costosa y que varía según el tipo de trabajo que desempeñes, sin embargo sabremos que el trabajo está abordando nuestra vida personal cuando nos percatemos de las siguientes situaciones:

  • Cuando compartiendo momentos familiares en casa o realizando alguna actividad nos demos cuenta que tu mente no está con ellos si no en el trabajo.
  • Cuando siempre tienes que terminar parte de tu trabajo en tu casa.
  • Cuando sales de trabajar siempre de mal humor y esto crea un malestar en tu vida.

Si has notado que sufres alguna de estas situaciones a menudo, es importante que sepas separar tu vida laboral de la personal para que esto no te cause demasiado estrés y puedas mantener una vida plena. Una persona puede tener distintos roles, puedes ser el mecánico del barrio, el entrenador del equipo de tu hijo o el gracioso de tu grupo de colegas, pero siempre hay que saber diferenciar un rol de otro y que ninguno de ellos absorba demasiado el resto de roles. separa tu vida laboral de la personal

Existen muchos consejos por la red que ayudan a separar tu vida laboral de la personal, os dejamos los que nos han parecido más interesantes.

  1. Olvida las distracciones en tu horario de trabajo: Actualmente es muy fácil distraerse en la jornada laboral, mirar las redes sociales, chatear con el smartphone, salir a fumar un cigarrillo… todas ellas están normalizadas en la sociedad actual y hay que evitar realizarlas en horario de trabajo a no ser que sean necesarias.
  2. Conoce tu tiempo de concentración: Sabemos que es imposible estar concentrado al 100% durante toda la jornada laboral, pero si eres consciente de tus límites podrás aprovecharlos al máximo.
  3. Vence a la procrastinación: Si tienes trabajo o tareas que hacer, no pares hasta lograrlas. Concéntrate para alcanzar tus metas y no las postergues.
  4. Crea un ritual: Si tienes un ritual recurrente que puedes hacer siempre, por ejemplo cuando se acabe tu jornada laboral, tu cerebro interpretará que tu jornada laboral ha acabado y empieza tu tiempo libre.
  5. Realiza actividades lúdicas: Crearse una rutina en tu tiempo libre es una gran manera de desconectar del trabajo, el partidito de los miércoles, la cervecita de los jueves, la película de los viernes…
  6. Si tienes una empresa, es importante que dejes las llamadas de trabajo aparcadas en tu horario laboral, para ello, un servicio de centralita virtual te ayudará a conseguirlo. Además de ofrecer a tus clientes un número fijo al que llamarte (dando una imagen más profesional) pudiendo recibir estas llamadas en tu móvil personal, podrás diferenciar las llamadas personales de las profesionales a través de prefijos identificativos o microlocuciones, además podrás configurar un horario para que fuera de este no entre ninguna llamada en tu móvil.

Sabemos que aun siguiendo estos pasos es difícil separar siempre todos los roles que tengas, ya que constantemente los problemas de una situación u otra nos abordan en el trabajo o en nuestra vida personal, sin embargo ayudaremos a reducirlos al máximo.