Todas las empresas reciben 3 tipos de llamadas:

– Las llamadas VIP. Son por ejemplo esos clientes maravillosos que sostienen la empresa desde su centralita virtual y a los que por tanto debemos brindarles una atención preferente.

– Las llamadas estándar. Son las llamadas que requieren un trato normal, ni los adoramos ni los odiamos. Entran en los circuitos estandar de la empresa y se van gestionando.

– Las llamadas «trolls». Proveedores, clientes o simplemente personas aburridas, que se saben de memoria nuestro número de la cantidad de veces que nos llaman. Nunca se terminan sus gestiones y no hay día que no tengan algo que reclamar. Realmente no podemos hacer nada por ellos, pero insisten en sus continuas llamadas, adueñándose de los recursos que la empresa tiene para la atención al cliente.

Pues bien, tenemos la solución para darles a cada uno el trato que se merecen, porque debemos poder atender siempre las llamadas importantes y debemos «quitarnos de encima» las llamadas improductivas. Y para resolver esta situación, Fonvirtual.com te ofrece estas tres posibilidades gracias al filtrado por origen:

La primera, las listas blancas. Son el cielo de nuestro servicio telefónico. Las llamadas más importantes y que mejor trato se merecen por nuestra parte, y por eso se incluyen en esta lista. Tienen una configuración diferente al resto de llamadas, y no saltarán de departamento en departamento, sino que se desviarán siempre al sitio preciso, para ser atendidos correctamente.

El segundo caso, las listas negras. Para esos «trolls» de los que hablábamos. Para esos, se ha pensado esta lista, una lista que no vamos a contestar o vamos a contestar en último lugar y a la que incluso podemos ponerle una cola de espera con un buzón final o una locución indicando que llame más tardes. Una sutil forma de esquivarlos.

Por último, el resto de los clientes serán atendidos de forma normal, sin configuraciones especiales, atendidos por cualquiera de nuestros trabajadores. No reciben trato personalizado, pero esto no implica que se les atienda con menor interés. Es, simplemente, la atención normal y corriente del día a día, de cualquier servicio de atención telefónica.