Toda empresa, sea del sector que sea, necesita incorporar un servicio que permita gestionar las comunicaciones de la empresa completa de manera rápida, fácil y ordenada. Es una realidad indispensable para compañías de cualquier tamaño, y para ella existe la solución más cómoda: una centralita telefónica profesional.

Ahora mismo te estarás haciendo dos preguntas: ¿Qué es exactamente una centralita telefónica? y ¿Qué se considera como «profesional»?. Empecemos por la primera.

Una centralita telefónica consiste en un equipo de gestión de comunicación que tiene como principal finalidad clasificar las llamadas entrantes  en una empresa. Se considera una herramienta fundamental que asegurará a cualquier negocio la obtención de una atención al cliente adecuada. Este punto debe ser especialmente cuidado y trabajado, ya que las llamadas de clientes forman un elevado porcentaje de actividad en la gran mayoría de empresas; cuando la atención al cliente es mala, la empresa probablemente se vaya directa a pique.

Considerando la segunda pregunta, profesional quiere decir que aporta valor a tu compañía, minimizando los gastos de la misma y consiguiendo una mejora en el servicio ofrecido. El ahorro de tiempo que supone una buena centralita es inmenso, ya que, como su propio nombre indica, se encarga de centralizar todas las llamadas entrantes y salientes liberando así a los diferentes departamentos de la empresa de las llamadas que no vayan enfocadas a ellos. Visto de esta manera, se considera claramente un servicio profesional en el que vale la pena invertir.

Buscas una centralita telefónica profesional1

Qué centralita telefónica debe escoger un profesional

Si lo que estás buscando es una centralita telefónica profesional, no debes escoger una a la ligera, ya que como hemos mencionado antes, es un servicio que puede aportar muchísimas ventajas a una empresa.

Para que te hagas una idea rápida pero útil, te presentamos los dos tipos de centralitas más comunes. Entre ellas existen evidentes diferencias que por ti mismo serás capaz de apreciar.

# Centralita telefónica tradicional (o PBX)

Consiste en el clásico equipo de centralita físico que funciona a partir del mítico cableado de cobre, cuya función es conectar las extensiones con las que cuente. Es una red de telefonía privada que cuenta con sus propios teléfonos y que tristemente son limitados, al igual que las extensiones. Además, implica hacer inversiones innecesarias debido a que se tiene que comprar un hardware, necesita conexiones y accesos físicos por parte del proveedor. Hace unos años probablemente fuera una magnífica solución para empresas que buscaban destacar ofreciendo un buen servicio al cliente de manera económica y cuya intención era ahorrar tiempo. Pero con la aparición de nuevas tecnologías eso ha cambiado, adelantándola así la centralita profesional que estabas buscando, y dejando completamente obsoleta la centralita tradicional. ¡Continúa leyendo y no pierdas detalle!

# Centralita telefónica virtual

Y aquí está la solución a tus problemas: la centralita telefónica virtual. Se considera el sistema más avanzado que combina la telefonía fija con la telefonía IP, dando lugar a una centralita que desvía las llamadas a otras líneas (ya sea fijas, móviles, o IP) a través de extensiones que no necesitan estar conectadas a ningún lugar físico. La información de la centralita se alberga en la nube, es decir, se gestiona al completo a través de internet. Esto supone una considerable reducción en costes, ya que no requiere ningún aparato físico por lo que nos podremos ahorrar esas compras. Son cada vez más las empresas que han incorporado este sistema, ya que las ventajas que aporta son realmente asombrosas respecto a la centralita tradicional. Ofrece útiles funcionalidades tales como colas de espera, grabación de llamadas, transferencia de llamadas, y muchas más.

Las diferencias entre ambas centralitas son claras y evidentes, y eso que faltan muchas más. Pero como probablemente ya tengas claro que lo que necesitas es una centralita telefónica virtual, vamos a centrarnos algo más en ella olvidándonos de la tradicional.

Lo que te va a aportar la centralita telefónica más profesional

Por supuesto hablamos de la centralita virtual, y lo primero de todo es su principal función: la atención al cliente. Esta va a hacer de tu empresa un negocio mucho más profesional, haciendo que tus clientes se ganen tu confianza y consiguiendo otros muchos contactos gracias a la eficiencia con la que trabajarán todos tus empleados.

El mantenimiento de la centralita virtual es realmente sencillo, ya que es el operador quien se encarga de su configuración y de mantenerla operativa.

Una de las ventajas más útiles es que tu oficina estará donde quieras que esté, es decir, al funcionar a través de internet, podrás seguir recibiendo y realizando llamadas desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar.

Si hablamos de seguridad, la centralita virtual es siempre la mejor opción ya que, a diferencia de la tradicional, es realmente complicado interceptar comunicaciones telefónicas.

Escoge un número del lugar que quieras, incluso de otros países. Existe también la opción de portar el tuyo.

Los costes, como ya se ha mencionado anteriormente, son muy escasos en comparación con otro tipo de centralita, ya que no se necesita la adquisición de ningún aparato físico.

Con una de sus principales funcionalidades, las locuciones, ya no tendrás que preocuparte por no responder a un cliente, ya que la propia centralita le dará la bienvenida informándole sobre la empresa a la que llama, le indicará si está ocupado, le informará sobre los horarios, o le indicará los períodos de vacaciones o festivos.

Muchos consideran a la centralita virtual como una «super recepcionista» que gestiona todas las llamadas de la compañía. Pero indudablemente se trata de una centralita telefónica profesional. En fonvirtual te ofrecemos el mejor servicio de centralita virtual a un precio realmente competente, infórmate sobre nuestra oferta de centralita y contacta con nosotros para que te demos un presupuesto personalizado.