Como ya contamos en uno de nuestros posts anteriores, a pesar de la reforma del pasado mes de diciembre en la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que obligaba a las empresas de servicios básicos esenciales (y a las de servicios no básicos en determinadas circunstancias) a ofrecer un número 900 en la atención al cliente, aún son muchas las que no cumplen con este requisito.

Las organizaciones como Facua-Consumidores en Acción y Asufin aún continúan su labor denunciando ante el Ministerio de Consumo a aquellas empresas que deberían contar con un número de atención al cliente gratuito y aún no lo han hecho o incluso no lo ofrecen en las mismas condiciones que el resto de numeraciones. Si aún no tienes claro si la Ley te exige ofrecer un número 900 para tu línea de atención al cliente, encontrarás toda la información en este enlace.

Continuamos recopilando algunas de las denuncias a grandes empresas que se han producido en los últimos meses por no disponer de líneas gratuitas de atención al consumidor.

GLS

El pasado 24 de mayo, conocíamos la noticia de que la Dirección General de Consumo de las Islas Baleares había procedido a incoar un expediente sancionador a la empresa de mensajería por infringir la normativa de protección a los consumidores, convirtiéndose en la primera Comunidad Autónoma en ejercer su potestad e imponer sanciones económicas ante esta irregularidad.

GLS entra dentro de la categoría de empresas prestadoras de servicios básicos, por lo que se encuentra obligada a ofrecerlo con carácter general. Recordemos que dentro de esta categoría, según menciona el Real Decreto 37/2020, incluimos a las empresas de “suministro de agua, gas, electricidad, financieros y de seguros, postales, transporte aéreo, ferroviario y por carretera, protección de la salud, saneamiento y residuos, así como aquellos que legalmente se determinen”. 

Facua había denunciado ante el Ministerio de Consumo y las autoridades de protección al consumidor de las distintas comunidades autónomas españolas que la compañía no había sustituido su número 902 por uno gratuito para el consumidor. Así, en el momento de la comprobación de la web de la compañía en marzo de 2021, la Dirección General confirmó que aún seguía manteniendo esta numeración en su servicio de atención al cliente, sumándose así a otras denunciadas en su sector, como Seur o DHL. Actualmente, sin embargo, podemos verificar que la empresa ya ofrece un número 900.

ley-numero-900-opt

Caser Seguros

De nuevo, el servicio que ofrece esta empresa pertenece a la categoría de servicios básicos de interés general (financieros y de seguros). Por tanto, desde el pasado diciembre está obligada a sustituir sus líneas 902 y fijas geográficas por un número 900. 

La Dirección General de Consumo de Baleares procedió a incoar expediente sancionador el pasado abril tras la denuncia de Facua. Actualmente, la empresa ofrece un número gratuito para el cliente en su sección “Atención al Consumidor”.

Caser Seguros no ha sido la única denunciada en este sector, ya que como hablábamos en el post anterior, compañías como Línea Directa tampoco cumplían con la normativa vigente.

Área de Salud de Plasencia

En febrero de este año, Facua anunciaba que el Área de Salud de Plasencia eliminaba de su página web el número 901 que ofrecía en el servicio de cita previa y lo sustituía por un número 900. 

En este caso, la organización había lanzado una nueva página web en la que únicamente aparecía dicho número para los casos en los que los usuarios tuvieran que realizar una llamada para pedir cita.

Y además…

Asufin denunciaba el pasado marzo ante el Ministerio de Consumo y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas que el 88% de las compañías financieras y de seguros que, como hemos visto entran dentro de la categoría de servicios básicos esenciales, aún continuaban sin ofrecer un número 900 en sus líneas de atención al cliente. Se refería concretamente a las empresas aseguradoras AXA y Vidacaixa y a las entidades de crédito Banca March, Banco Mediolanum, Cofidis, Deutsche Bank, ING y Kutxabank.

Como habrás podido comprobar, el hecho de no ofrecer un número gratuito en tu servicio de atención al cliente ha tenido numerosas consecuencias en empresas conocidas que ofrecen servicios básicos esenciales y no lo ofrecen con carácter general. 

Sin embargo, además de por el imperativo legal, como ya hemos comentado en otros posts anteriores, los números 900 pueden traer numerosas ventajas a tu empresa, como transmitir una imagen de empresa nacional, aumentar tu número de contactos y hacer saber a tus clientes que te importan. Si deseas obtener más información acerca de estas numeraciones, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Fuente de las denuncias: https://www.asufin.com/ y https://www.facua.org/