La centralita inalámbrica, sin cables y aparatos, son muy beneficiosas para la comunicaciones de las empresas en la actualidad. Estas, permiten que se realicen llamadas desde dispositivos conectados a Internet que ofrecen total movilidad a los trabajadores.

Si todavía no conoces las ventajas de tener una centralita inalámbrica para la empresa, échale un vistazo a este post.

 

Ventajas de tener una centralita inalámbrica en la empresa

 

1. Deja a un lado la tecnología clásica

La telefonía clásica ya quedó totalmente obsoleta con la llegada de la tecnología VoIP, que ofrecía mayor calidad de las llamadas y mayor movilidad gracias a los desvíos.

Sin embargo, la tecnología WebRTC ha dejado atrás incluso a la telefonía Voz IP, pudiendo recibir y hacer llamadas desde el número fijo de empresa desde cualquier dispositivo conectado y desde cualquier lugar del mundo.

Ya son cada día más las empresas que se suman al uso de la centralita inalámbrica, dejando ver que la empresa va evolucionando a medida que avanzando la tecnología.

Esto es incluso muy bien recibido por los clientes, quiénes consiguen satisfacer sus necesidades en tiempo real.

 

2.  Acceso directo

La centralita inalámbrica que trabaja con WebRTC permite transmitir datos entre aplicaciones y navegadores. Esto ha traído como consecuencia que la comunicación sea compatible utilizando la tecnología peer-to-peer. Además es compatible no solo con Google Chrome, sino también con los navegadores Opera y Firefox. 

centralita inalambrica

3. Seguridad y estabilidad

Cuando se trata de la seguridad del navegador y la estabilidad frente a ataques externos, WebRTC es sin duda la mejor opción. Esta tecnología, desarrollada por el gigante Google, permite una comunicación segura y fiable, ofreciendo una estabilidad de la comunicación nunca vista antes.

 

4. Mejor calidad de sonido

Entre los beneficios de la centralita inalámbrica es que ha mejorado la calidad de la voz de sus llamadas, a pesar de dejar atrás las conexiones mediante cableado. La tecnología WebRTC, particularmente, utiliza los códecs G.711 y Opus para transferir audio, lo que permite una mayor estabilidad de la comunicación y una calidad de la voz HD.

 

5. Todo queda en la nube

La centralita inalámbrica en la empresa te permite estar en cualquier lugar y tener acceso a las llamadas telefónicas de la empresa, con alta calidad y sin interrupciones.

Además, ¿quién no lleva consigo siempre su teléfono móvil o su portátil?, ¿dónde no tenemos acceso a Internet actualmente? Wifi, datos… Hoy en día, todos estamos conectados con nuestros dispositivos a Internet, enviamos datos continuamente y guardamos archivos en la nube.

Por eso, continuar con centralitas tradicionales significa quedar atrás frente a la competencia y gastar más dinero por menores beneficios. La compra de equipos y el mantenimiento de los mismos en las centralitas tradicionales suponen un coste considerable, frente a las centralitas virtuales inalámbricas.

 

Hasta el momento la centralita inalámbrica WebRTC no se ha instalado en todas las empresas, siendo la telefonía VoIP la más utilizada en la actualidad. Sin embargo, la evolución de la tecnología, el aumento de la competitividad y la intención de ahorrar en costes y aumentar la flexibilidad laboral hacen que la WebRTC tenga un gran potencial para todo tipo de empresas.

Sin embargo, son pocos los proveedores que se han desmarcado en el mercado y que han apostado por el futuro y las nuevas tecnologías. Fonvirtual es uno de ellos. 

¿Quieres saber cómo la WebRTC puede beneficiar a tu empresa? ¡Contacta con nuestro equipo de Fonvirtual!