Definida como ‘’el nombre usual del conmutador que asegura las conexiones telefónicas entre el que hace una llamada y el que la recibe’’,  la centralita telefónica representa, en la historia de las telecomunicaciones, una pequeña revolución que ha facilitado la vida a muchos usuarios.

Zoom sobre la historia y la evolución a lo largo de los años de la central telefónica.  

¿De donde viene la centralita telefónica?

 

Es en enero de 1878 que se ha introducido la primera centralita telefónica en Estados Unidos, Connecticut. En esta época, los operadores manuales pueden servir à 21 suscriptores conectando y desconectando cables para enlazar las diferentes llamadas.   

Diez años después, le toca a la centralita telefónica automática imponerse. De aquí en adelante,  reemplazamos las operadoras por máquinas que están a cargo de identificar y de distribuir las llamadas entrantes o salientes.

A partir de los años 90, las centralitas telefónicas automatizadas evolucionan ligeramente pero ninguna funcionalidad real aparece.  

Es solo gracias al advenimiento de la electrónica y de Internet que cambios importantes se han hecho sentir. En 1980, la red entera es electrónica entre los diferentes centrales dejando definitivamente atrás los sistemas manuales.

Al final del siglo 20, el fuerte entusiasmo por Internet y la curiosidad hacen que la telefonía decide usar esta nueva tecnología para sus diferentes funcionalidades y entre ellas, la de centralita telefónica.  

central-herramienta

 

¿Porque usarla?

 

Una centralita telefónica permite a las empresas el poder centralizar sus llamadas para asegurar una gestión optimizada. Esta herramienta permite a sus usuarios beneficiarse de varias funcionalidades entre cuales:

  • Bienvenida telefónica,
  • Servidor de buzón de voz,
  • Servidor Web,
  • Identificación de las llamadas…

 

La centralita telefónica es una herramienta de comunicación útil para mantener las relaciones comerciales y profesionales que son claves para el éxito de una empresa. Representará unos ahorros financieros y de tiempo así como una ganancia en productividad considerable.  

 

La última tendencia en cuanto a centralita telefónica es la central telefónica virtual. Con este, ya no es necesario ningún material físico y tenemos acceso a una multitud de nuevas funcionalidades a costes menores.   


La centralita telefónica virtual.

 

La central telefónica virtual representa la solución de telefonía óptima para toda organización o empresa que quiere mejorar sus comunicaciones dando una imagen más profesional a sus clientes y sus asociados.

 

Permitiendo la obtención de uno o más números de teléfonos virtuales, la central telefónica virtual dirige las llamadas entrantes siguiendo la eleccion del cliente hacia uno o más nùmeros de teléfonos diferente.

Esta herramienta permite la gestión de los diferentes colaboradores, sin que importe la localización en la que están sin que lo perciban los clientes que llaman.

 

Optar por una centralita telefónica virtual es una solución ventajosa ya que permite la realización de economías de escala y el acceso a muchas funcionalidades que antes, eran inaccesibles dados sus elevados costes.

Con la centralita telefónica virtual, terminados los inconvenientes relacionados con el material necesario, a la necesidad de mantenimiento y a la difícil gestión de las llamadas. De ahora en adelante, solo un acceso a Internet es necesario para poder gozar de los servicios de central telefónica virtual.

 

¿Aún no está convencido?

 

Una lista (no exhaustiva) de las ventajas de una centralita virtual:

  • Ganancia de espacio,
  • Simplicidad,
  • Opción más económica y eficiente,
  • Flexibilidad y movilidad para los usuarios,
  • Inversión para el futuro,
  • Variedad de las funcionalidades,
  • No hay programas, no hay material, solo internet,
  • Imagen más profesional,
  • Simplificación de la gestión de llamadas,
  • Acceso a las estadísticas de las llamadas…

 

Varias ofertas de centrales telefónicas virtuales están disponibles. El uso de términos muy técnicos en cada página podrían asustar a más de uno pero, se ve muy claramente que algunas compañías tienen ofertas más atractivas que otras.