Las centralitas PBX utilizan las siglas del inglés “Private Branch eXchange” y se refieren a una red de telefonía privada que se utiliza dentro de una empresa con el fin de posibilitar la recepción de llamadas externas entre los usuarios de la misma y de realizar llamadas tanto externas como internas (entre las distintas extensiones). En definitiva, cuando hablamos de las centralitas PBX nos referimos a lo más comúnmente conocido como “centralitas físicas tradicionales.

La gran ventaja de las centralitas PBX es que añaden un valor añadido a las llamadas recibidas, estas al entrar se distribuyen de la manera que la empresa desee, entre las diferentes extensiones internas con las que cuentan, de manera que se maximice la eficiencia en el servicio de atención al cliente. Además como ya hemos indicado, las centralitas PBX permiten el tráfico interno de llamadas, tanto transferir las llamadas que vienen del exterior entre las distintas extensiones (normalmente se asigna a cada extensión un código de marcación corta) como también llamadas internas entre las distintas extensiones, y todo esto sin coste alguno. Con las centralitas PBX también podrás realizar llamadas salientes mostrando el número de cabecera, al que llaman los clientes, con cualquiera de las extensiones de la centralita.

Con esto, podríamos decir que la gran ventaja de las centralitas PBX es integrar una red de extensiones en una misma herramienta lo que permite ganar eficiencia en la atención al cliente, gestionar las llamadas de manera uniforme y ofreciendo a tus clientes un único número al que llamar.

centralita-pbx

Si has llegado hasta aquí, pensarás que una centralita PBX son todo ventajas y que es lo que necesitas para tu empresa, ya sea una gran multinacional o una pyme. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Las centralitas PBX traen consigo una serie de inconvenientes y limitaciones que son vitales en el entorno en el que se mueven ahora las empresas, sobre todo las pequeñas y las medianas.

Las centralitas PBX son un sistema muy inflexible de telefonía, ya que permite únicamente la integración de líneas bajo un dispositivo analógico “la centralita”. Por lo que tiene totalmente limitada la integración de líneas móviles. Actualmente, en el entorno en el que se mueven las empresas, es muy importante la integración móvil, ya que la movilidad es muy elevada. Sobre todo aquellas medianas, pequeñas empresas o para aquellos autónomos que disponen de pocos empleados y estos tienen que salir de la oficina a menudo.

 

Otra limitación que poseen las centralitas PBX es el coste, las antiguas y tradicionales centralitas tienen un coste muy elevado en comparación a las nuevas tecnologías en el sector. Además, al ser una misma red interna, en la que todas las extensiones están conectadas a la centralita, te obliga a tener todo con el mismo operador, lo que te ata a la hora de encontrar mejores ofertas y precios.

Las tecnologías de la comunicación y la información han mejorado mucho e innovado en cuanto a dispositivos y costes del servicio. Nuevas tecnologías como las centralitas PBX IP o las centralitas virtuales entraron con fuerza en el mercado y desbancando por completo a las centralitas PBX.

Las centralitas IP son aquellas que transportan la voz a través de internet. Gracias a ello, es capaz de cubrir todas las limitaciones que tenían las centralitas PBX. En primer lugar permite desviar a móviles, sólo necesitas un smartphone con conexión a internet para ello. Además el coste de las mismas es mucho más reducido que el coste de las centralitas tradicionales. Sin embargo, tienen otras limitaciones que pueden ser letales para las pequeñas y las medianas empresas; La calidad del servicio.
La voz viaja a través de internet, por lo que necesitas una gran conexión de internet para que la voz viaje de forma eficiente, aun así, con cualquier pequeño corte de internet o pérdida de conexión la llamada se cortará. Además la calidad de la llamada deja bastante que desear, sobre todo si eres una empresa cuyo afán es ofrecer una correcta atención al cliente.

 

centralitas-pbx
Es por eso, que las pymes prefieren optar por las centralitas virtuales. En las centralitas virtuales la voz viaja a través de líneas analógicas, las cuales no tienen porqué estar conectadas a la centralita directamente, por lo tanto permite asociar líneas móviles. El coste es mucho más reducido y además erradica los problemas de calidad de las centralitas IP.

En definitiva, podemos resumir que el padre de las centralitas, “Las centralitas PBX” han ofrecido grandes resultados a las empresas, pero cada vez está dejando el mercado en manos de sus retoños, las centralitas IP y las centralitas virtuales.