La elección de un número 902 como teléfono de contacto de nuestra empresa es una alternativa que valoran muy positivamente muchos empresarios.

La razón principal por la que lo hace tan deseado reside en la creencia generalizada de que el número 902 ofrece una imagen de exclusividad frente a otros números y otras empresas. Ligada a esta idea, se cree igualmente que los 902 proyectan una presencia nacional o, concretamente, una no pertenencia o localismo a ninguna zona de España en concreto.

De hecho, la demanda de numeración 902 sería mucho mayor de no ser por el convencimiento de muchos empresarios de que no pueden acceder a un 902 o que les va a salir muy caro.

Sin embargos, son muy pocos los que manejan las claves que convierten el número 902 como teléfono de contacto de la empresa en una buena o una mala medida. El número 902 es un número de tarificación especial, de ahí su singularidad. Esto significa que se tarifican las llamadas como llamada interprovincial. Hubo una época en la que incluso era más barato llamar a un 902 que a otra provincia. No obstante, con las ofertas actuales, cualquier llamada a fijo es gratuita para el usuario. Son tarifas que incluyen 24 horas al día, a cualquier destino y sin ninguna clase de límite.

Por el contrario, las llamadas a números 902 no aparecen contempladas en casi ninguna oferta, de modo que los usuarios particulares e incluso las propias empresas, evitarán realizar este tipo de llamadas. Inevitablemente, esto supondrá un freno a la actividad comercial de nuestra empresa en la hipótesis de haber contratado un 902.