Que el consumidor del siglo XXI es totalmente diferente al del siglo anterior, es una realidad. Es más, este sigue cambiando constantemente. Es menos fiel a las marcas y se aburre antes del producto, el ciclo del producto es cada vez más corto.

Asimismo, el cliente actual, está mucho más informado, conoce mejor las diferentes alternativas dentro del mercado y no se conforma fácilmente.

Entre todos los cambios que se deben realizar dentro de las acciones de las empresas debido a este fenómeno, la forma en la que se debe llegar a nuestro público objetivo, debe ser lo más importante.

acercarse-consumidor

Para comenzar, debemos pensar que la información que brindemos a este público no debe ser general, que debemos adaptar a cada nicho de mercado al que queramos dirigirnos. Consiste en realizar una oferta inteligente, renovada y atractiva para nuestro público y para eso, debemos tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Debemos escuchar antes de hablar, es decir, debemos escuchar a nuestros clientes para que nuestras acciones de marketing lleven la dirección correcta.
  • Darle al cliente aquello que necesita, entender sus necesidades, inquietudes y curiosidades y darle lo que necesita y cuando lo necesita. Esto hará que el cliente reciba la información sin rechazo y con interés hacia ella.
  • Aporta valor a tu cliente, que la información que llegue a este sea de interés, da igual el producto o servicio que vendamos, el cliente debe de recibir una información atractiva.
  • No consiste en bombardear a nuestro clientes con información continuamente, debes enviar información en periodos considerables de tiempo, para que el receptor no se sienta acosado por dicha información.

Por otro lado, también debemos considerar que los medios tradicionales ya no son la única manera de llegar a nuestro público objetivo. Los consumidores se pueden captar por un elevado número de medios entre los que vamos a destacar dos, fuera de las ya muy usados:

  • Las redes sociales, ya cada vez más usadas por las empresas, es una forma de comunicarte con los clientes de forma activa. Tú podrás brindarle la información y ellos podrán interactuar con ella de forma inmediata. Es importante tener muy en cuenta la información anterior, ya que el abuso de información en este medio puede ser recibido de manera muy negativa por el cliente.
  • El formato móvil es una opción que debemos tener en cuenta, ya que su uso es cada vez más masivo. Hay que ser consciente de esto y adaptar todas nuestras comunicaciones a este formato, es decir, que desde el móvil se pueda ver perfectamente nuestra página, nuestros correos, nuestra publicidad, etc.