Los clientes deberían ser el principal foco de atención de toda empresa, ya que, aunque parezca obvio, son aquellos que compran nuestros productos o servicios. Sin embargo, esto no siempre ha sido así y no ha sido hasta hace algunos años que las empresas han comenzado a seguir la tendencia del negocio “centrado en sus clientes”. Hoy analizaremos lo que necesitas saber para mejorar el servicio de atención al cliente de tu empresa. La pieza clave en la que enfocaremos el artículo será el tipo de numeración a utilizar para mantener a tus clientes satisfechos y atendidos en todo momento. Número 900, número 902, número local … ¿Qué opción debo escoger? Todo dependerá de la imagen que quieras ofrecer a tus clientes. 

 

¿Cuáles son los tipos de numeración que harán crecer el volumen de llamadas que recibo de mis clientes? Número 900 y número local

 

Las dos opciones preferidas por los clientes de una empresa en cuanto a numeración son el número local y el número 900. 

En primer lugar, la numeración local o numeración fija geográfica provoca que el cliente sienta la proximidad con la empresa y por lo tanto más confianza en ella. Siempre somos más reacios a llamar a un número con prefijo diferente al de nuestra ciudad, y aún más al de nuestro país.

 

numero-900-numero-local 

 

En segundo lugar, la numeración 900 permite a tus clientes llamar de forma gratuita a la compañía para resolver todas sus dudas y además interesarse y preguntar sobre diferentes productos o servicios que ofrezcamos, lo que aumenta las posibilidades de éxito en la venta.

Por último, debemos mencionar la existencia del número 902. Un número que a los clientes no suele gustar pero que puedes utilizar en beneficio de tu empresa.

 

Ventajas de contratar la numeración fija geográfica

 

Con numeración fija geográfica nos referimos a números geográficos de las localidades de España (91,93,95…). Sus principales ventajas son que las llamadas entrantes son gratuitas para la empresa, y, como ya hemos comentado con anterioridad, dan sensación de cercanía a los clientes, ya que los prefijos son locales. La empresa, gracias a la numeración virtual, puede añadir tantos como quiera a su centralita, sin importar dónde se encuentre domiciliada la empresa.

De este modo, si la empresa tiene un alto número de clientes, por ejemplo, en Barcelona, puede incluir uno o varios números con prefijo 93 aunque no se encuentre físicamente en Barcelona. De igual forma funcionaría si además, cuenta con otro tanto de clientes en Valencia: tiene la posibilidad de incluir tantos números 96 como prefiera, para así dar la sensación de cercanía y confianza de la que hablamos a sus clientes valencianos. Normalmente, si lo que la compañía pretende es dar una imagen nacional, se suele optar por el prefijo 91, correspondiente a Madrid.

 

Ventajas de contratar la numeración 900

 

Los números 900, por otro lado, son números de tarificación especial. Hasta hace unos años, muchas empresas los usaban como número de teléfono principal de cabecera junto a los 902, ya que ofrecían una imagen nacional. El 900 es un número de red inteligente, es decir, pertenece al grupo de números que no están vinculados a ninguna localización geográfica, con el fin de no asignar al número ninguna ubicación geográfica y así no establecer ninguna relación entre la empresa y un lugar en específico. Simplemente conociendo esta numeración, el cliente no sabrá exactamente dónde se encuentra situada la empresa a la que llama, pero tendrá una imagen nacional de la compañía.

Las empresas utilizan sobre todo los números 900 por los beneficios económicos que ofrece a los clientes. Con una línea 900, el coste de la llamada es abonado en su totalidad por la empresa que recibe la llamada, siendo completamente gratuito (coste 0) para el usuario que la realiza. De esta manera, la empresa cuenta con una probabilidad más alta de que los clientes actuales o potenciales contacten con ella. Por esta razón, siempre han dado muy buena imagen a la empresa: el cliente percibe que está tan implicada con proporcionarle un buen trato que está dispuesta a pagar ella misma el coste de la llamada.

Adicionalmente, muchas empresas incluyen una línea 902 en los casos en los que la empresa prefiere no recibir un alto volumen de llamadas, ya que son caros para el llamante.

 

Si aún tienes dudas sobre las funcionalidades de cada uno o qué tipo de numeración deberías incluir en tu servicio de atención al cliente en función de tus intereses, no dudes en contactar con Fonvirtual. Nuestro equipo de expertos te aconsejará y explicará todas las opciones que tienes al alcance de tus manos.