La crisis del COVID-19 ha provocado una situación de emergencia, no solo hablando en términos de salud, sino en lo que respecta a la economía. Pocos sectores contaban con los recursos necesarios para afrontar esta crisis, mientras que para otros era, hasta el día de hoy, algo impensable. Es así que los sectores no preparados se han visto muy perjudicados por la situación y otros han logrado sobrevivir con soluciones de última hora. Hoy hablamos del caso particular de la tecnología WebRTC, sector que, con la crisis del COVID-19, ha crecido significativamente y se ha implantado en las empresas con una rapidez inimaginable.

Si bien estos cambios venían produciéndose poco a poco, gracias a los cambios en los patrones de demanda del consumidor, el rediseño de las cadenas de suministro o la implementación del teletrabajo, no ha sido hasta la llegada de la pandemia cuando los negocios se han visto ante la necesidad de modernizar su estructura laboral e implementar nuevas tecnologías.

 

Antes que nada, ¿qué es exactamente la tecnología WebRTC?

 

Dentro de los últimos avances que han tenido lugar dentro del sector de las telecomunicaciones, cabe destacar la tecnología WebRTC, considerada “la VoIP del mañana”.

WebRTC es un protocolo de código abierto desarrollado por Google que proporciona a la web capacidades de comunicación y hace posible el envío de datos de diverso tipo (voz, vídeo, texto, imágenes, etc.), ofreciendo al usuario un interfaz de comunicaciones sin necesidad de poseer un software externo, plugins o softphones. Y todo esto con una simple conexión a Internet, a través de cualquier dispositivo, ya sea ordenador, teléfono móvil o tablet.

Su funcionamiento es bastante simple: un códec se encarga de codificar y decodificar las señales y flujos digitales para que estos lleguen a su destino, permitiendo así enviar voz, vídeo y cualquier otro dato directamente a través de navegadores en tiempo real.

Es por ello que la denominada telefonía WebRTC, al utilizar Internet en lugar de la red telefónica tradicional para llevar a cabo las comunicaciones, provoca una significativa reducción del coste para la empresa. Además, la tecnología WebRTC es especialmente ventajosa cuando hablamos de llamadas internacionales, ya que permite la comunicación con cualquier parte del mundo sin tener que preocuparte por el precio de la llamada.

 

La crisis del COVID-19 y su impacto en el mercado de la tecnología WebRTC

 

Las excelentes características de su desarrollo han impulsado el crecimiento de la demanda de la tecnología WebRTC, contando esta con una posición excepcional dentro de la industria.

A raíz de la crisis provocada por el virus COVID-19 y la declaración del estado de alarma en España, las comunicaciones sin límite geográfico comenzaron a resultar de tremenda importancia para todo tipo de negocios. Hablamos, por supuesto, no solo de comunicación externa (con clientes, proveedores…) sino también de comunicación interna entre los propios miembros de la organización.

Gracias al desarrollo de tecnologías como WebRTC, es posible hoy en día llevar a cabo una gran parte de la actividad laboral desde nuestro propio domicilio, o desde cualquier lugar, sin perder el contacto con nuestros compañeros de trabajo. Contando con la tecnología y los sistemas adecuados, como son un ordenador y/o un dispositivo móvil y una conexión a Internet estable, seremos capaces de implementar el teletrabajo de una forma sencilla y eficiente. Esta es básicamente la principal razón por la cual la crisis del COVID-19 ha impactado decisivamente en el desarrollo del mercado de la tecnología WebRTC. En el siguiente apartado, analizamos más concretamente cuáles son las ventajas que WebRTC ofrece en tiempos de COVID-19

 

covid-19-impacta-implantacion-tecnologia-webrtc

 

¿Cuáles son los beneficios de contar con WebRTC en tiempos de COVID-19?

 

El mercado necesita nuevas herramientas que se adapten a las necesidades que requieren los clientes, y la crisis del COVID-19 ha provocado un giro de 180º en los hábitos y exigencias de los mismos. Los puntos positivos de este sistema de comunicación en tiempos de pandemia son los siguientes:

 

  • Flexibilidad. el trabajador no ha estado físicamente en la oficina durante el confinamiento y, seguramente, a partir de entonces ya no vaya a pasar tanto tiempo por allí, dada la importancia de seguir tratando de mantener la distancia social, por lo que necesita poder estar disponible en su casa o cualquier lugar donde se encuentre. La posibilidad de poder recibir y establecer llamadas de audio o video desde cualquier dispositivo que cuente con conexión a Internet, facilita la conexión y atención hacia los clientes y que éstos estén satisfechos.

 

  • Reducción de costes. A pesar de ser una herramienta tecnológica desarrollada hace tan sólo unos años, su implementación es realmente económica, ya que no requiere de ninguna inversión adicional más allá de los dispositivos con los que ya cuente el trabajador (ordenador, móvil e incluso tablet). Dada la situación de crisis que azota a numerosas empresas, que han tenido que pasar por situaciones como la del famoso ERTE, el poder abaratar costes nunca estará de más.

 

  • Aumento de la productividad. Se acabó el miedo a que tus trabajadores no sean igual de productivos en casa. Gracias a la WebRTC, podrán encargarse de la comunicación externa, en todos sus canales, y disfrutar de la comunicación interna desde la misma interfaz, tal y como si estuvieran en la oficina. Realizar llamadas a través de este sistema es muy simple y sencillo porque sólo es necesario el navegador.

 

Soluciones de comunicación con tecnología WebRTC

 

Desde hace unos años, en Fonvirtual hemos incorporado a nuestros servicios la tecnología WebRTC, de la que podrás beneficiarte con nuestras soluciones de centralita virtual y software de call center. Gracias a estas herramientas en la nube, las empresas podrán incorporar el teletrabajo en su día a día.

Ambos son sistemas de comunicaciones telefónicas unificadas por WebRTC, por lo que permiten hacer y recibir llamadas del fijo de la empresa, realizar llamadas externas e internas, así como chatear o realizar videollamadas internas, desde cualquier dispositivo conectado a Internet.

Cada empleado contará con un usuario y una clave que le permitirá acceder a su extensión. El acceso a la interfaz puede llevarse a cabo de dos maneras: por un lado, desde el ordenador, tan solo accediendo a una URL, y por otro, desde el móvil o la tablet, descargando una app propia para gestionar las comunicaciones desde la misma.

Si quieres saber más sobre nuestros servicios, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de contacto.