En esta época en la que vivimos, es bastante frecuente que muchas empresas salgan a buscar y expandir su negocio fuera del territorio nacional. Habitualmente estas empresas suelen contar con su propia página web, con algo de trabajo, traducida al idioma del país al que se dirigen, pero ¿qué ocurre cuando necesitamos facilitar un número de contacto? En principio, si solo contamos con sede en España, no tenemos más remedio que ofrecer nuestro número nacional. Gracias a los números virtuales esta situación ya no será una barrera para nuestra expansión.

Número virtual

Los números virtuales, al estar alojados en “la nube”, no necesitan de ninguna línea física. Para ser más concretos, pongamos el caso de una empresa española que está empezando a tener relaciones comerciales en Francia. Esto quiere decir que, aunque no tengas una oficina ni ningún trabajador en Francia, puedes tener un número de teléfono francés y recibir las llamadas en tu teléfono de la oficina o incluso en tu propio móvil. Lo mismo ocurre a nivel nacional, por ejemplo si tenemos un número virtual de Sevilla, todas las llamadas que realicemos tendrán un prefijo de Sevilla.

Una vez que has decidido que necesitas un número que ofrecer a tus contactos fuera del territorio nacional, te puede ser muy útil saber que en primer lugar la persona que te llama nunca va a saber si la estás atendiendo en España o en su propio país, ya que esa persona te está llamando a un número francés por ejemplo. Y en segundo lugar, con nuestros números virtuales siempre podrás saber que te están llamando a tu número francés antes de responder la llamada, para así poder darle el trato sea necesario. Esto último lo podremos hacer estableciendo un prefijo a todas las llamadas que lleguen a través de nuestro número internacional, con lo que en nuestro terminal veríamos el prefijo 11, por ejemplo, seguido del número que nos llama.

¿Qué te hace falta para tener tu propio número internacional?

Nada, sólo que nos contactes. Para tener un número internacional, que podrá ser incluso de varios países si así lo requieres, no necesitas disponer de ningún sistema ni equipamiento específico, tan solo te hará falta tener un teléfono móvil o fijo al que desviar las llamadas del número virtual y en el que las atenderás. Es importante también señalar que, si lo necesitas, puedes recibir las llamadas en varios teléfonos, ofrecer locuciones en distintos idiomas, filtros en función del horario, así como cualquier otra funcionalidad de centralita.

Ahora ya podrás disponer de un número virtual del país al que te dirijas y recibir las llamadas en tu oficina o en tu móvil, con la máxima seguridad que aportan los números virtuales. Si crees que te puede interesar esta opción no dudes en contactar con nosotros y lo podrás tener funcionando en menos de 48 horas.