Actualmente es muy difícil encontrar a alguien que nunca haya tenido algún problema con su compañía telefónica, aunque lo lógico sería que esa cifra de incidencias fuera menor que la de éxitos.

A nivel personal es un fastidio cuando perdemos la línea telefónica (y más ahora que va ligada a la tarifa de datos) y dejamos de recibir nuestros mensajes o nuestras llamadas, y nos quedamos como en un vacío comunicativo cuando intentamos quedar con un amigo, por ejemplo.

Pero por fastidioso que eso nos parezca, no tiene punto de comparación cuando hablamos de una empresa. Debemos tener en cuenta que gran parte de la actividad de una empresa se gestiona o se organiza por teléfono, por lo que perder la línea temporalmente en toda la oficina es un problema considerable. Es más que habitual que las empresas contraten todas sus líneas con una misma compañía, puesto que es mucho más fácil de gestionar todo bajo un mismo proveedor, que incluso puede ofrecernos algún descuento. Sin embargo, para incidentes como el que acabamos de proponer, nos deja sin opciones.

Últimamente las empresas están tomando una nueva tendencia, dirigida hacia una gestión multioperadora. Al tener varios servicios contratados con una empresa, y el resto con otra diferente, hace que siempre tengamos asegurado un mínimo de líneas disponibles en el caso de que la línea con la otra compañía se pierda. Partimos de la base de que es muy improbable que dos compañías sufran pérdidas de línea a la vez.

Es por ello que las opciones multioperadora son cada vez más frecuentes,  la oferta va en aumento, y los servicios disponibles también. Con las centralitas virtuales (servicios de telefonía en la nube) podemos tener siempre un número (fijo o 902) disponible, ya que al ser virtual no depende de la línea telefónica. Ese número, que no perderá la conexión, recibirá todas las llamadas y las desviará de forma gratis e ilimitada al resto de teléfonos de la empresa, que podrán pertenecer a las compañías que la empresa elija. Así, aunque perdamos la línea por un fallo del router por ejemplo, o porque perdamos la cobertura al estar en la calle, nuestra empresa no perderá las llamadas, que serán desviadas a otros números de nuestra empresa que sí estén disponibles.

Sin embargo, la ventaja principal es que con la centralita virtual de Fonvirtual.com tienes, además, un servicio que te respalda. Cuando se origine algunos de los problemas que hemos comentado anteriormente, la centralita y el número cabecera no sólo no se verá afectado, sino que además desviará las llamadas a los números personales de tus empleados como mecanismo de emergencia. Es decir, si las extensiones de la centralita fallan, un mecanismo de back up te asegurará que las llamadas no acaben en saco roto y que, una vez más, el servicio telefónico de tu empresa esté asegurado.

Aunque pueda parecer una solución compleja no lo es, ya que usted no notará el cambio ni sus clientes tampoco, y asegurará para siempre la recepción de sus llamadas. Puedes probar el servicio con Fonvirtual.com, ya que permite hacer contratos mensuales (además de anuales) y no cuentas con compromiso de permanencia. Con un número de teléfono virtual gratis y desde 10€/mes merece la pena probarlo. Por intentarlo que no quede.