En un entorno empresarial cada vez más competitivo, las empresas buscan día a día nuevas maneras de diferenciarse del resto. Gracias a los avances tecnológicos, una de las estrategias preferidas para hacerlo es el uso de la Inteligencia Artificial (IA).

Como ya sabrás, la Inteligencia Artificial es el conjunto de características desarrolladas a partir de algoritmos que poseen ciertas máquinas y sistemas informáticos para simular capacidades que son consideradas como propias de los humanos. Un ejemplo de estas capacidades sería el autoaprendizaje o la resolución de problemas.

Aunque al oír el nombre de esta tecnología muchas personas piensen en problemas de seguridad y riesgos. Lo cierto es que si hacemos un buen uso de ella podremos obtener numerosas ventajas, como la mejora de nuestro servicio de atención al cliente o la reducción de costes gracias a la automatización de tareas. Pero… ¿Cuáles son esos usos? Sigue leyendo porque te los contamos más abajo.

Tipos de Inteligencia Artificial

Antes de comenzar a hablar de su uso en las empresas, es interesante conocer qué tipos hay, puesto que dependiendo de su clasificación, se adaptarán mejor a ciertos usos. Dependiendo del autor, podemos encontrarnos distintas clasificaciones de Inteligencia Artificial, pero la más común es la siguiente:

  • Máquinas reactivas: no guarda ningún recuerdo o experiencia. Tanto si ha tenido algún error como si ha tenido un acierto, no lo guarda y aprende de él, sino que su comportamiento sigue siendo el mismo. Simplemente, tal como su nombre indica, reacciona a las situaciones que se le presentan. Es el tipo más básico de Inteligencia Artificial. Se suelen utilizar en las cadenas de montaje.
  • Memoria limitada: son sistemas que almacenan información y datos, realizando una acción puntual en base a lo guardado. En estos casos tampoco se aprende de las experiencias pasadas, aunque van un paso más allá que el anterior. Se suelen utilizar en las campañas de marketing.
  • Teoría de la mente: están capacitados para entender que hay personas que tienen emociones y pensamientos. Al seguir esta lógica, son capaces de adaptarse a esos comportamientos y reaccionar a ellos. Es el más común. Se suelen utilizar en la atención al cliente.
  • Autoconciencia: es el tipo de Inteligencia Artificial más sofisticado, pero el que más falta por desarrollar, por lo que no encajará en ninguno de los usos de los que hablaremos a continuación. En estos casos, las máquinas son como un humano. Tienen conciencia de sí mismas y aprenden en base a su propia experiencia y a otros individuos.uso-inteligencia-artificial-empresas

Los distintos usos de la Inteligencia Artificial en las empresas

Tal como decíamos al principio, las empresas están optando por el uso de la Inteligencia Artificial en distintos ámbitos. Te damos algunos ejemplos de dónde y cómo se está utilizando esta herramienta actualmente.

En la producción

  • En la fabricación de productos: donde antes ocupaban un papel principal los trabajadores, ahora las máquinas lo pueden hacer en un tiempo menor, especialmente cuando son tareas repetitivas. Esto ayuda a los empleados a agilizar el trabajo y a ser más productivos, centrándose en otras tareas que requieren más atención.
  • Optimización de logística: las operaciones de logística (almacenamiento, transporte y distribución) se optimizan mucho con esta tecnología. Por ejemplo, planificando las tareas para ahorrar tiempo en ellas.
  • Análisis de cuellos de botella: este término hace referencia a aquellas fases de la cadena de producción en los que el proceso se ralentiza y se disminuyen la eficiencia y la productividad global. En estos casos, la Inteligencia Artificial se puede usar para identificarlos y solucionar sus problemas rápidamente.

En la toma de decisiones

  • Detección de problemas: los problemas, como es lógico, no solo se dan en el proceso productivo, sino también en cualquier área de la empresa. Con estas herramientas, al igual que sucede con los cuellos de botella, podremos detectarlos rápidamente y tomar decisiones en base a ello.
  • Análisis de datos: la Inteligencia Artificial es capaz de coleccionar, almacenar y analizar datos. Ello permite que la toma de decisiones se haga en base a la extracción de una información precisa, clara y actualizada.

Para realizar campañas de marketing

  • Análisis de comportamiento: a todos nos ha pasado buscar algún producto por Internet alguna vez y después encontrarlo en los anuncios de cualquier página web que visitemos. Al fin y al cabo, el uso de la Inteligencia Artificial en las empresas puede ayudar a predecir el comportamiento de tus consumidores y lo analizarlo para ofrecerle un anuncio personalizado de tu producto para que opten por él y no por otro.
  • Seguimiento de tus campañas de marketing digital: relacionado con lo anterior, el marketing digital puede ser controlado, lo que permite que podamos analizar el impacto que está teniendo nuestra campaña de marketing actual en los consumidores. Si quieres saber más información sobre el uso de la Inteligencia Artificial en el marketing, te lo contamos aquí.

En la atención al cliente

  • Asistentes virtuales: muchas empresas incorporan en sus páginas web los comúnmente llamados chatbots. Estos asistentes acompañan al usuario y le ofrecen soluciones en caso de que tengan algún problema o soliciten información. En la atención al cliente, esto supone un gran avance, puesto que la resolución de problemas se lleva a cabo de una manera directa y rápida.
  • Como funcionalidad integrada en una centralita o un software de call center: aunque puede tener numerosos usos, el más común es ser utilizada para identificar el motivo de la llamada y dar respuesta de modo automático si el sistema está entrenado para ello o proporcionar información a los agentes acerca de lo que busca la persona que contacta con la empresa. De esta manera, sabrán de antemano con quién hablan, si han contactado con otro agente, tiempo medio de interacción con otros clientes… Así, se automatizan ciertas tareas, permitiendo el ahorro de tiempo y facilitando las tareas de los empleados. Además, permite incorporar un elemento distintivo en las relaciones con los clientes.

Tal como hemos visto, el uso de la Inteligencia Artificial en las empresas pueden suponer una herramienta y un apoyo para nuestros empleados. Implementar estos sistemas en los centros de trabajo, especialmente en lo que respecta a la atención al cliente, brinda una oportunidad única a las empresas para diferenciarse y adaptarse a los nuevos cambios tecnológicos que se están produciendo en la sociedad. En Fonvirtual te ofrecemos la solución que más se adapte a tus necesidades para que la atender a tus clientes no sea una tarea pendiente en tu empresa.