En las empresas del entorno actual hay un factor que cada vez va tomando más importancia; la movilidad. Cada vez son más las situaciones en las que es necesario salir de la oficina durante el horario laboral de la misma (reuniones, visitas a clientes, visitas a proveedores, ferias, convenciones…). Y es esencial que en estas situaciones podamos continuar con nuestras obligaciones sin que esto influya negativamente en nuestro negocio.

Durante estas salidas, lo último que querríamos es perder llamadas de clientes potenciales o actuales que puedan traducirse en la pérdida de los mismos. Del mismo modo, tampoco nos gustaría que las llamadas que no podamos atender por cualquier motivo se pierdan o no reciban ningún tipo de atención ya que la imagen que estaríamos dando sería pésima.

Aunque está claro que perder llamadas es un incordio, tampoco podemos quedarnos todo el día en la oficina ya que las consecuencias podrían ser aún peor. La dependencia que las empresas tenían anteriormente a los terminales fijos provocaba que no hubiera otra alternativa viable y que beneficiara a los empresarios. Sin embargo, gracias a los avances en las tecnologías y a la posibilidad de incluir líneas móviles en la centralita, las empresas han visto como la movilidad y la flexibilidad con la que contaban aumentaba exponencialmente.

movilidad empresas_opt

Las centralitas virtuales y la movilidad empresarial

 

Las centralitas virtuales han provocado que podamos responder las llamadas recibidas en nuestros terminales, ya sea con un desvío directo aprovechando la cobertura del operador móvil o a través de tecnología WebRTC. De esta manera, nos aseguraremos de poder responder o realizar llamadas desde cualquier lugar del mundo y sin coste adicional. Asegurándonos la posibilidad de movilidad empresarial.

Por si fuera poco, gracias a las funcionalidades de esta centralita, podremos cambiar el funcionamiento de nuestro número siempre que queramos, en cualquier momento y de forma instantánea. Simplemente tendremos que entrar en nuestro panel de control y modificar nuestra actual configuración. Por ejemplo, si tenemos que salir de la oficina podemos desviar las llamadas a nuestro móvil personal (además siempre podremos identificar aquellas llamadas que vienen a través de la centralita), y si sabemos que ni aun en nuestro móvil podremos atender las llamadas, podemos configurar una locución que indique algo así como «en estos momentos no podemos atenderle, deje su mensaje después de la señal» y recibiríamos todos los mensajes directamente en nuestro correo electrónico.

Como podrán ver, la solución más óptima para las empresas actuales en el tema de la atención al cliente es sin duda contar con una centralita virtual, una solución que se adapta a tus necesidades sobre todo a tus recursos, de manera que cualquier empresa, grande o chica y que cuente con más o menos recursos podrá contratar un servicio de centralita eficiente para atender las llamadas de sus clientes.