Una buena combinación

En un momento donde la reducción de cualquier tipo de gasto es esencial para seguir vivos en la jungla empresarial, la aparición de la política BYOD (“Bring your own device”) ha sido una verdadera solución para muchas pequeñas y medianas empresas.

Esta política persigue introducir determinados dispositivos propiedad de los propios trabajadores como herramientas en el trabajo. Es decir, que los empleados trabajen con sus propios ordenadores, tablets o móviles personales. De este modo, la empresa consigue ahorrar mucho dinero en medios que poner a disposición de los trabajadores, pudiendo dedicarse esos recursos a otros aspectos de la gestión empresarial.

Desde luego, parece un poco ventajista por parte de la empresa, pero sólo si lo analizamos superficialmente. En organizaciones donde existe una cultura colectiva y de colaboración y compromiso por parte de todos, la implantación de una política byod sólo puede arrojar buenos resultados.

Por un lado, como decimos, supone una dispensa en la inversión de la empresa en bienes de equipo que puede destinar a otros menesteres. Por otro, para los trabajadores podrá resultar una comodidad el trabajar por ejemplo con su propio móvil, ya que estarán plenamente familiarizado con su desempeño y funcionalidades. Es, en definitiva, una situación muy rentable para ambas partes.

Sin embargo, a día de hoy existe un peligro en el planteamiento de esta política en el seno empresarial; no es otro que el de la seguridad. Al integrar multitud de dispositivos realmente ajenos a la propia empresa, la exposición de toda la información y datos con los que trabaje la empresa día a día se ampliará enormemente. No será fácil para la empresa plantear una estrategia de seguridad plenamente fiable, y exigiendo un esfuerzo importante. De cualquier modo, es un  escollo salvable si se estudia adecuadamente.

En fonvirtual nos sumamos a esta nueva política. Podéis aprovechar vuestros móviles personales para integrarlo dentro de la centralita virtual, usándolos como extensiones durante el horario comercial y evitando duplicidades al pagar por lo mismo.