Desde hace varios años las centralitas telefónicas constituyen una herramienta casi fundamental para empresas, autónomos o particulares, con una gran cantidad de líneas o llamadas telefónicas, o para quienes quieren realizar una mejor y más profesional gestión de sus llamadas.

En los últimos años además han aparecido alternativas a las centralitas físicas de toda la vida, que ofrecen ventajas interesantes a la hora de decidir instalar una centralita telefónica.

Una de estas alternativas es la Centralita virtual IP, la cual utiliza la tecnología VoIP, lo que significa transmitir la señal de la voz a través de Internet, para incorporar las funcionalidades tradicionales de una centralita.

Parece claro que lo primero que necesitaremos si nos decidimos por una centralita virtual IP es disponer de una conexión a Internet; esto no supone ningún problema con la generalización de Internet. El otro requisito para el funcionamiento de la centralita es poseer un teléfono compatible con esta tecnología, como pueden ser un teléfono IP o softphone en el ordenador.

Vemos por tanto que la instalación de este servicio es fácil y los costes no son elevados, al menos frente a las centralitas físicas. Seguramente estos dos puntos sean los principales a la hora de escoger una centralita virtual IP.

Sin embargo el hecho de depender de la conexión a Internet puede suponer también la gran desventaja de este tipo de centralitas. La calidad de las llamadas dependerá de nuestra conexión, la cual a su vez puede depender de varios factores. Si queremos que la calidad de las llamadas sea la mejor en todo momento quizá deberíamos valorar otras opciones distintas a la Centralita virtual IP.

¿Existen alternativas que combinen las ventajas de una centralita virtual IP con la máxima calidad de llamada?

La respuesta es sí. Existen centralitas virtuales que se sirven de las líneas telefónicas tradicionales para entregar las llamadas, por lo que la calidad es perfecta.

Un ejemplo es la centralita virtual de Fonvirtual, donde te ofrecemos todas las ventajas y servicios de una centralita virtual IP y los de la telefonía tradicional. Así, podrás realizar una gestión inteligente de tus llamadas sin inversiones, sin teléfonos IP y con la máxima calidad.