Las líneas telefónicas conectadas a una centralita permite que se reciban llamadas desde el número de cabecera de la empresa en los diferentes dispositivos asignados para que se reciban estas llamadas. 

Evolución de las líneas telefónicas conectadas a la centralita

Tradicionalmente, las líneas telefónicas conectadas a una centralita necesitaban de la instalación de grandes equipos en las mismas oficinas que conectaran mediante cables los dispositivos. En aquella época, ya fue todo un logro conseguir que la voz se transmitiera de esta manera.

Pero años después llegó la telefonía IP que consiguió conectar diferentes dispositivos vía protocolo IP. Estos dispositivos, como móviles o teléfonos IP, ya no requerían de cables y podían desviar las llamadas que entraban desde el fijo de cabecera de la empresa a múltiples dispositivos.

En la actualidad, Google ha desarrollado la tecnología WebRTC (Web Real-Time Communication), la cuál permite transferir todas las llamadas de la centralita a extensiones WebRTC. Es decir, las llamadas pueden recibirse y realizarse desde cualquier dispositivo conectado a Internet: ordenador, móvil o tablet. Las extensiones son totalmente ubicuas.

¿Qué papel juegan las centralitas?

Las centralitas tienen una línea telefónica conectada a una centralita en el cual se configuran todas sus funcionalidades. Así, cuando un cliente llama a este número, la llamada entra por un sistema IVR que, gracias al menú de opciones de la centralita, reparte la llamada al dispositivo o extensión asignada para atender tal llamada, en función de lo que el cliente haya marcado.

Pongamos un ejemplo:

“Un usuario está revisando la web de la empresa de Fonvirtual y le surgen algunas dudas. Por eso, decide llamar al fijo que Fonvirtual muestra en su web. Esta llamada entra en la centralita de la empresa. Así el cliente escuchará la locución de bienvenida, y un menú de opciones que le cederá el paso al cliente a escoger entre diferentes opciones. Como no es cliente, pulsará la opción de comercial. 

A través del IVR, la llamada pasará a los agentes que estén configurados para recibir las llamadas de comercial a partir de un orden que la empresa haya establecido.”

Las centralitas son verdaderamente necesarias en las empresas, ya que optimizan el servicio de atención al cliente y a los usuarios en general. 

De lo físico a lo virtual

Toda esta configuración mencionada anteriormente con Fonvirtual se realiza de manera virtual, es decir, sin tener la necesidad de instalar nada, sin SIP Trunks, sin compras de equipos, sin aparatos adicionales en la oficina…

Incluso las configuraciones de la centralita y la recepción y emisión de llamadas se realizan a través de la nube. Con la centralita virtual de Fonvirtual tendréis un panel para emitir y recibir llamadas y otro para realizar la configuración y extraer las estadísticas de las llamadas. Todo eso, gracias a unos usuarios y unas claves que tendréis que introducir a través de una página web.

Sin embargo, existen operadores que no te ofrecen la oportunidad de trabajar en el medio online, lo que dificulta mucho más el trabajo. Comprar equipos, trabajar con teléfonos IP de sobremesa, realizar instalaciones de softphones, etc., todo ello lleva a la empresa a la incompetitividad y la poca innovación y optimización en los procesos.

La línea telefónica conectada a una centralita de manera totalmente virtual ofrece a los trabajadores, directivos e incluso clientes la facilidad de comunicación y trabajo.

En Fonvirtual sabemos que la sociedad y las empresas están en pleno cambio. La revolución tecnológica ha llegado para dar una gran oportunidad también a las telecomunicaciones conectando líneas telefónicas de manera virtual y totalmente en la nube con las centralitas virtuales de cada empresa.

¿Quieres saber más sobre los servicios de centralita virtual en la nube de Fonvirtual? ¡Contáctanos!.