La idea de querer autoemplearte y llevarlo a cabo es relativamente sencillo, pero el hecho de tener éxito como tal no resulta tan fácil. Por ello, es necesario tener en cuenta los consejos para autónomos que te regalamos.

Pero, ¿qué quiere decir ser un trabajador autónomo?. Muy simple. Se refiere a la persona que realiza una actividad laboral de forma habitual, personal, y directa a título lucrativo, sin necesidad de contrato de trabajo. Así, es el propio trabajador autónomo quien toma decisiones sobre su actividad laboral, incluyendo la organización de su trabajo, o el disfrute de vacaciones, entre otros. Se puede decir que trabajan de manera independiente, buscando y captando clientes por sí solo.

Consejos para autónomos y…¡alcanzar el éxito!

 

consejos-para-autonomos

 

  1. Decidir tu campo de actividad. Lo primero de todo es analizar tu situación como futuro autónomo, es decir, realizar análisis y estudios sobre tus conocimientos y experiencias. Qué es lo que te llama más la atención, y en qué campo te gustaría implementarte, es decir, el sector en el que vas a operar. Para ello debe tenerse en cuenta qué tipo de servicios o productos puedes ofrecer que te haga destacar frente a otras personas o empresas que ya ofrezcan dichos servicios. Es importante también el saber  el lugar en el que vás a trabajar: desde casa, un local, oficinas, etc. Así como si vas a llevar a cabo tu actividad en varios países, o exclusivamente en España. Y ni que decir tiene, valorar los plazos necesarios para empezar a generar ingresos.
  2. Esfuerzos y ser consciente de posibles derrotas. El trabajador autónomo que se inicia como tal, debe volcarse en su negocio desde el minuto uno. Eso supone invertir un número excesivo de horas de trabajo que a veces puede traer problemas de salud. Por ello, es muy importante que cuente con un seguro de vida que le proteja. Además, hay que ser consciente de que va a haber muchas veces en las que se fracase, pero no por eso debes rendirte, más bien lo contrario. Hay que aprender de los errores y tener energía suficiente para alcanzar el nivel de rendimiento suficiente que permitan vivir de manera cómoda y así triunfar profesionalmente.
  3. Evolucionar y crecer. El autónomo es uno de los tipos de trabajador que más requiere de estar en constante crecimiento. Debe estar abierto al cambio ya que nunca se tiene asegurado el futuro profesional, por ello es necesaria una mente abierta que te permita adaptarte a posibles cambios y evolucionar a lo largo de tu actividad laboral. Las situaciones inesperadas que se presentan pueden acabar con la estabilidad de un autónomo. El seguir formándote para estar al día de todo y aprender sobre lo que puede afectar a tu trabajo es un buen modo de crecer y enriquecerte aún más.

 

Algún consejo más…

  1. Disponer de tecnologías avanzadas. El uso de tecnologías innovadoras siempre va a beneficiarte a la hora de trabajar de manera eficaz y eficiente. Si necesitas desplazarte habitualmente, una centralita virtual, por ejemplo, te ofrecerá un número fijo que aportará profesionalidad a tu negocio, ya que dará la sensación a tus clientes de que estás en tu despacho u oficina. La centralita virtual redigirá las llamadas a tu teléfono móvil, sin necesidad de pagar cargos como en el caso de usar una centralita tradicional IP. Además, si dispones como autónomo de el servicio WebRTC, estés donde estés podrás seguir en contacto con tus clientes gracias a la fácil recepción y realización de llamadas desde tu teléfono móvil, ordenador, e incluso tablet. Es muy importante que no pierdas llamadas telefónicas de tus clientes. Al trabajar de manera autónoma, los servicios de centralita o WebRTC te ayudarán a mantenerte en contacto con ellos. Además , cuenta con funcionalidades que darán valor añadido a tu empresa: grabación de llamadas, locuciones, horarios…
  2. Deja la vida personal a un lado. A la hora de trabajar nunca se debe mezclar la vida personal con la vida laboral. Normalmente, quien no consigue separar ambas, raramente triunfa. Es muy difícil alcanzar el éxito cuando no estás centrado únicamente en tu trabajo. Normalmente el autónomo que mira exclusivamente por su trabajo cuando es necesario, realiza sus actividades de manera mucho más rápida y cómoda. El estar centrado en tu trabajo te permite tomar decisiones correctas, y una de ellas es el pensar a largo plazo. Es decir, el trabajador que busca beneficios a largo plazo normalmente tiene más posibilidades para alcanzar el éxito.