La noticia ya es archiconocida: Google lanza al mercado norteamericano su propuesta para telefonía, Project Fi, una compañía que ofrece un servicio de teléfono virtual.

La oferta del gigante de Silicon Valley es el número virtual. Aunque su propuesta se apoya en la infraestructura de dos de las más pequeñas empresas de Estados Unidos (T-Mobile y Sprint), al unirse, abarcan casi todo el territorio nacional, transformándose en una buenísima base. Esta unión ha permitido a Google tener un margen de variaciones mayor, es decir, que podrá ir cambiándose la señal (4G, 3G, 2G y WiFi) en función de cuál sea la que mejor servicio o cobertura de en cada momento. Gracias a esto, el usuario de Project Fi podrá acceder a todos los servicios del operador desde su móvil, su tablet o su ordenador. Sin embargo, ahora sólo podrán beneficiarse de este servicio los que tengan el nuevo Nexus 6, que es el único teléfono del mercado que soporta esas variaciones de señal de las antenas.

El servicio de Google es, además, bastante asequible: unos 20 euros al mes (30 dólares) por el servicio de llamadas y sms ilimitados en territorio nacional (Estados Unidos), sms internacionales también ilimitados, y llamadas de bajo coste al extranjero. Si quiere también un plan de datos, puede contratar 1GB por 10€. Siempre que se le agote el GB que posee, puede contratar los que quiera, con un máximo de 10GB al mes. Y si por el contrario, gasta menos megas de los que contrató, Google le devuelve el dinero de los que le sobraron.

Además, gracias a la tecnología de operadora móvil virtual de Project Fi podremos usar nuestro móvil en más de 120 países sin necesidad gastos adicionales de roaming de datos.

Número de teléfono virtual

Una de las principales innovaciones que Google incluye a su servicio es el uso de un teléfono virtual. Gracias al uso de ese número alojado en la nube, podemos tanto realizar como recibir llamadas en nuestro móvil, tablet u ordenador. Esta es la gran ventaja de los números virtuales.

Tal y como hacemos en Fonvirtual.com, alojamos el número virtual principal en la nube y lo enlazamos a números fijos y móviles pertenecientes a otras compañías. Esto nos permite disponer de una amplio abanico de posibilidades de gestión de las llamadas, y además, de unificar todas las líneas de la empresa bajo un número virtual visible. El desvío de llamadas a las diferentes líneas es gratuito e ilimitado.

Ya no se perderán llamadas ni será necesario estar pegado al teléfono fijo porque ahora es posible atender las llamadas desde el teléfono móvil, en cualquier lugar y a cualquier hora.

Parece que finalmente el mercado se va dando cuenta de las posibilidades que ofrece el servicio de teléfono virtual, y Google ya ha abierto la veda hacia el buen camino. No es de extrañar que el resto de compañías comiencen ahora a dar el paso hacia una telefonía mucho más versátil y establecida en la nube.