Según la real Academia de la Lengua española, una multinacional es una sociedad mercantil cuyos intereses y actividades se hallan establecidos en más de un país. Es decir que para ser multinacional no es necesario ser una empresa con miles de empleados o cientos de millones de cifra de negocio, y sobre todo en ningún sitio dice que haya que ser americano para ser una empresa multinacional.

La Unión Europea, con una moneda común (euro), la libre circulación de capitales, bienes y personas, la disminución de costes bancarios intracomunitarios, etcétera, ha facilitado los intercambios comerciales dentro del continente, y en general, ha simplificado los procesos permitiendo a muchas empresas españolas perder el miedo a trabajar internacionalmente.

Pero el elemento definitivo que está contribuyendo y va a contribuir cada vez más a la internacionalización de la pequeña y mediana empresa española, es el desarrollo de Internet que permite a cualquier empresa ofrecer sus productos y servicios en otros países, aumentando exponencialmente su mercado potencial sin necesidad de invertir en instalaciones ni equipos en el país de destino. Sólo necesitamos una página web y aparecer en los buscadores del citado país.

La logística, mucho más eficiente que antes, también ayuda significativamente al proceso de internacionalización de pequeñas y medianas empresas que no disponen de una red logística propia, pero si pueden asumir los costes logísticos actuales y sobretodo pueden poner un producto en el mercado internacional tan rápido como lo haría un proveedor local.

Por otro lado, los intercambios culturales propician que sea relativamente sencillo encontrar en cualquier ciudad de España, personas que hablen idiomas de otros países para poder atender a los clientes extranjeros interesados por nuestra oferta. Un alto porcentaje de los clientes potenciales interactúan mediante chat, email o teléfono con la empresa, antes de convertirse en clientes a través de su página web.

Si queremos vender fuera y convertir nuestro negocio en multinacional, necesitaremos un número de teléfono local del país en el que queremos vende, por ejemplo en Alemania, necesitamos un número virtual alemán. Ese teléfono dará a nuestro negocio multinacional una imagen local de cara al cliente extranjero que desea contratar nuestros productos y servicios, y esa imagen es fundamental para terminar de convencer al cliente potencial de que somos el proveedor que necesita.

numero virtual internacional

Numero Virtual Internacional

Sólo necesitamos que la persona que atienda el teléfono en España y reciba las llamadas del número virtual internacional, pueda comunicarse con el cliente potencial en su propio idioma. De esta manera, si nos llaman desde un número internacional de Bélgica, podamos comunicarnos en francés o en alemán con el cliente.

Así pues, el número virtual internacional permite configurar un servicio de centralita virtual en el idioma del país que queramos para que la imagen de nuestro negocio en dicho país sea inmejorable y podamos también conocer y medir la calidad de atención telefónica prestada por nuestra empresa en ese país gracias a los informes de llamadas de la centralita virtual.

Un número virtual internacional permite a los potenciales clientes extranjeros, entrar en contacto con la empresa a través de un número local. El cliente no sabe desde donde estamos descolgando la llamada y su percepción es que estamos en su mismo país lo que le inspira confianza.

Desde el punto de vista local, los números virtuales internacionales en la página de contacto de nuestra web, darán a nuestra empresa la imagen de multinacional con oficinas en varios países, por ejemplo, desde Alemania, Austria, Finlandia, Reino Unido…que nos diferenciará de la competencia.

La mayoría de los proveedores de este tipo de servicios de telecomunicaciones, tienen un modelo de negocio que consiste en cobrar una cuota fija mensual por el número virtual internacional y además un coste de desvío de las llamadas desde el país donde se originan a España. El problema es que uno no puede controlar la cantidad de llamadas que va a recibir por lo que no puede saber cuanto le va a costar este servicio.

Sin embargo, fonvirtual.com ofrece este servicio por una cuota fija de sólo 16 euros/mes que incluye además del número virtual internacional y los servicios de centralita virtual, los desvíos a España de todas las llamadas que se reciban en el número internacional. De esta manera, una empresa puede recibir en líneas fijas o móviles de España de manera totalmente gratuita todas las llamadas que lleguen a su número virtual Europeo o Norteamericano.

Queda demostrado que el concepto de la Pyme multinacional existe y está al alcance de cualquier empresa española. ¿A qué esperas para convertir tu empresa en una multinacional?