Italia, ¿La gemela de España?

España e Italia, los dos países con mas cosas en común de Europa, entre ellos convergen lazos de todo tipo, culturales, históricos, religiosos… Compartimos costumbres y gustos, pero, ¿Realmente somos tan parecidos? Vamos a analizar varias similitudes y diferencias entre las dos penínsulas europeas.

En cuanto a la manera de vivir, españoles e italianos somos muy parecidos, a ambos nos gusta el buen comer, el deporte y la fiesta, (de hecho los italianos han copiado esta palabra para su diccionario), nos gusta gastar el tiempo en la calle, cosa que el clima y las bellas ciudades de las que disponemos facilita mucho, y nos gusta gastar nuestro dinero en cualquiera de los incontables bares o trattorias que encontramos en cualquier esquina de cada país. La pasión por el deporte es bien conocida en ambos países, sobre todo por el fútbol, el cual hace olvidar muchos de los problemas que afligen a sus ciudadanos (a no ser que perdamos).

Del carácter podemos decir que existen algunas similitudes, pero muchas diferencias, se dice que el español es pasional y el italiano sentimental, la caballerosidad es típica del galán español mientras que del italiano se caracteriza la «pillería». Otra diferencia curiosa es a la hora de saludar, los españoles solemos dar la mano a los chicos y dos besos a las chicas y en Italia es al revés. En cuanto a la puntualidad, brilla por su ausencia en ambos países, ningún extranjero estaría contento de quedar con un español o un italiano.

 

Numero Virtual Italia

 

La dieta es otra de las cosas que compartimos, la famosa dieta mediterránea, conocida en todo el mundo como una de las dietas mas sanas gracias a la gran variedad y a la calidad de los alimentos utilizados. Esta dieta se compone principalmente de platos italianos y españoles, sin embargo, existen diferencias entre los dos países, cosa que la hace mas interesante. Por ejemplo, la pasta, uno de los alimentos mas famosos de Italia, en ambos países es una pieza fundamental de la dieta, pero la forma de cocinarlas es distinta, en España se suele dejar bastante tiempo cociendo en agua hasta que la pasta queda blanda, y en Italia gusta mas «al dente» es decir, mas dura. Entre los platos principales también encontramos diferencias, en España abundan mucho los platos a base de legumbres, el famoso cocido madrileño o las típicas lentejas de la abuela, sin embargo, en Italia son mas famosos los platos cocinados con vegetales, como el “risotto ai funghi”, uno de los platos más populares, cocinados con alcachofas, calabacines, tomates y cardos (no todo es pasta y pizza en Italia). Los horarios de comida también son distintos, de hecho, los horarios Españoles son distintos a los del resto del mundo, en Italia se suele comer sobre las 11:30 y cenar sobre las 7 u 8, por otro lado en España, se suele comer a las 3 y cenar a las 10 aproximadamente.

La economía también es bastante similar entre ambas naciones, ambas se sustentan mayoritariamente del sector terciario (turismo), a ambas les ha afectado la crisis económica mas que al resto y ambas están creciendo poco a poco, de hecho, al ser naciones tan similares muchas empresas españolas aprovechan para expandirse en Italia para prestar sus servicios, quien sabe si ahora que ambas están creciendo es un buen momento para intentarlo, hay muchas facilidades como los números virtuales Italia que te ayudarán a llegar al consumidor italiano.

Como veréis, no es difícil que nos confundan con un Italiano, nuestras similitudes están ahí y son innegables y para personas que no conozcan nuestras culturas a fondo pueden resultarle idénticas, pero también existen muchas diferencias las cuales os invitamos descubráis por vosotros mismos viajando a la bella península Itálica, y veréis como en el fondo no somos tan parecidos, si no todo lo contrario.