PBX se ha convertido en un término general utilizado para describir el sistema de telefonía que permite recibir diversas llamadas simultáneas a de diversas líneas y alojadas bajo una misma numeración. Su uso se utiliza en las empresas para gestionar las llamadas entrantes y salientes que se realizan al número o números de cabecera de la empresa.

El término PBX es utilizado sobre todo en los países anglosajones, mientras que en castellano suele utilizarse el término centralita, así como en francés el término standard téléphonique

 

¿Qué es un PBX?

PBX son las siglas de Private Branch Exchange, que en castellano podríamos traducir como Ramal privado de conmutación automática. Se trata de un sistema de hardware que se encarga de enrutar y conmutar las llamadas entre la ubicación de recepción y la red telefónica. 

Podemos decir que se trata de dispositivos o telefonía que se encuentran conectados entre sí a través de líneas troncales. Las conexiones que se producen se intercambian entre sí gracias a un sistema de conmutación, permitiendo así la emisión y recepción de las llamadas.

Como podemos ver, los PBX requieren de instalación y configuración de grandes equipos, líneas troncales, teléfonos IP específicos, etc.

En la actualidad en la que vivimos y gracias a los avances en tecnología, ya no es necesario hacer uso de PBX de tales envergaduras. Ahora todo es mucho más fácil gracias a las centralitas telefónicas virtuales.

 

Las ventajas de los PBX virtuales

Los PBX virtuales o centralitas telefónicas virtuales, son herramientas de telecomunicaciones que permiten hacer y recibir llamadas, así como configurar sistemas IVR, enrutar llamadas y guardar información totalmente en la nube. Por lo tanto, ya no son necesarias las configuraciones costosas, mantenimiento y compra de grandes equipos.

Desde hace unos años, estos PBX virtuales trabajan con telefonía IP, lo que permite enrutar las llamadas a través de Internet y hacer y recibirlas con teléfonos IP.

pbx para empresas

Sin embargo, hace 5 años Google lanzó la tecnología WebRTC, un software de código abierto que permite la transmisión de datos, voz y vídeo a partir de cualquier dispositivo conectado a Internet.

Así, algunos operadores como Fonvirtual han decidido utilizar estas nuevas herramientas tecnológicas en sus servicios de centralita virtual, ya que aportan grandes beneficios a las empresas.

PBX tradicional vs. PBX virtual

Con tal de resumir lo ya mencionado, entre las ventajas de los PBX virtuales frente a los PBX tradicionales destacan:

 

  • Movilidad

Un factor cada vez más necesario para las empresas. Los PBX virtuales, sobre todo si trabajan a través de tecnología WebRTC, permiten hacer y recibir llamadas desde cualquier dispositivo conectado a Internet y desde cualquier lugar del mundo.

 

  • Ahorro

Y además en todos los sentidos: ahorro en costes y en tiempo.

La centralita virtual no requiere de instalaciones de ningún tipo en la empresa, ni siquiera compra de nuevos equipos, cables o grandes máquinas. Por lo tanto, ya no será necesario invertir en la compra y el mantenimiento de un PBX. Con todo esto, la empresa podrá ahorrar en tiempo y optimizar sus recursos a la vez que aumentar la productividad de todos los empleados.

 

  • Sin SIP Trunks

Es decir, ya no son necesarios las configuraciones costosas a través de grandes equipos instalados en las empresas. 

 

  • Calidad de las llamadas

Las nuevas tecnologías permiten que cada vez la calidad de las llamadas sea mejor. La tecnología WebRTC, en este caso, ha supuesto un gran avance en este sentido, dejando atrás los ruidos y cortes en las llamadas que tradicionalmente se producían incluso a través de la telefonía IP.

 

Una vez conocemos qué es PBX y las diferencias entre un PBX tradicional, sólo nos queda valorar cuál puede convenir más a nuestra empresa. si necesitáis más información sobre las centralitas virtuales WebRTC, podéis contactarnos con nuestro equipo de Fonvirtual para que os puedan asesorar.