Hace tiempo te explicábamos en nuestro blog qué son las llamadas SIP y cómo funciona esta tecnología. Sin embargo, no entramos a analizar en profundidad el protocolo base que suelen utilizar los proveedores de este servicio, es decir, el protocolo SIP. A continuación veremos en qué consiste y qué necesitas para su funcionamiento, además de las posibles alternativas con las que cuentas si estás pensando en cambiarte a la telefonía VoIP.

¿Qué significa protocolo SIP?

El SIP (Protocolo de Inicio de Sesión o Session Initiation Protocol de sus siglas en inglés), se define como un conjunto de reglas de señalización que se encarga de establecer la comunicación entre un usuario y el servidor, de manera que se establece un vínculo entre dos (o más) dispositivos.

De una manera técnica, este protocolo se usa para establecer, modificar e incluso finalizar sesiones de comunicación que se llevan a cabo mediante una red IP y el protocolo SDP o Session Description Protocol en inglés. Sin embargo, es importante decir que SIP se apoya en otros protocolos para lograr esa conexión. De hecho, no transmite ni recibe ningún medio audiovisual, sino que solo inicia o termina una comunicación.

Por otra parte, si simplificamos el proceso y la nomenclatura utilizada, podemos ver que es algo tan sencillo como la comunicación entre dos personas a través de un teléfono, puesto que se da la unión entre estos dos puntos. O incluso podríamos pensar en fórmulas más complejas como una videoconferencia entre varios participantes a través de la web, y en este caso se estaría produciendo la unión entre varios puntos.

La telefonía IP es el ámbito en el que más interesa y se usa este protocolo, ya que al ser un estándar abierto, supone un gran atractivo en el mercado de las telecomunicaciones, de manera que en la última década las ventas en este sector han aumentado de manera exponencial.

Sus principales funciones, aunque ya hemos mencionado algunas, son:

  • Localizar y registrar a los participantes.
  • Gestionar los componentes del sistema, así como al conjunto de participantes.
  • Descripción de las características de las sesiones que se puedan llevar a cabo.

protocolo-sip-que-es-como-funciona

¿Qué necesito para que la comunicación por SIP funcione?

Para explicar convenientemente la comunicación mediante protocolo SIP, nos centraremos principalmente en la realización y recepción de llamadas telefónicas a través de Internet, lo que se conoce como Voz sobre Protocolo de Internet o VoIP. El motivo es que Internet está formado por una red de distintos protocolos, pero el protocolo SIP es el más utilizado en la realización de este tipo de llamadas, junto con WebRTC, del que hablaremos más adelante.

Para poder realizar este tipo de llamadas, es necesario contar con:

  • Una dirección SIP que se contrata a través de los proveedores de servicios de telefonía.
  • Instalación de un software o softphone. Esto es clave, ya que si no se descarga la aplicación o el programa en el dispositivo desde el que se van a realizar las llamadas no se podrá establecer la comunicación.
  • Una conexión a internet, preferiblemente por cable, ya que para tener una comunicación adecuada es necesario un ancho de banda de alta calidad y una conexión estable, en especial para las videollamadas.
  • Compartir la dirección SIP. Es necesario que la otra persona conozca la dirección, al igual que se comparte el número de teléfono o el email.

Una vez hayamos realizado las instalaciones necesarias, podemos empezar a utilizar esta tecnología. Para ello, los proveedores de estos servicios conectan a la centralita del cliente uno o más canales. Posteriormente, se enlazan en una línea telefónica (troncal SIP) los números de teléfono. Cuando se realiza una llamada, SIP establece la conexión con el dispositivo del receptor, para dejar paso a otros protocolos que transportan el contenido de la llamada (audio, vídeo, etc). Cuando la llamada finaliza, el protocolo SIP es el encargado de esta tarea.

Tus líneas virtuales desde cualquier lugar

Descubre todo lo que puedes hacer con las líneas virtuales para sacar partido a tus comunicaciones
boton-blog

Tus líneas virtuales desde cualquier lugar

Descubre todo lo que puedes hacer con las líneas virtuales para sacar partido a tus comunicaciones

 

¿Hay alguna alternativa al protocolo SIP?

La respuesta es sí y se llama WebRTC. No podemos negar que, en su momento, el desarrollo del protocolo SIP supuso una revolución en el mundo de las telecomunicaciones y aunque cuenta con numerosas ventajas, la tecnología WebRTC va un paso más allá.

Ambos se utilizan para comunicarse, de manera que cualquier empresa puede utilizarlos para mejorar su atención al cliente y poder conectarse a cualquier dispositivo siempre que haya una conexión a internet, permitiendo ahorrar esfuerzos y tiempo. Sin embargo, la diferencia más importante entre los dos es que aquellas compañías que funcionan a través de SIP requieren, tal como hemos mencionado anteriormente, la instalación de un software, por lo que supone descargarlo cada vez que se quiera cambiar de dispositivo y necesita de actualizaciones constantes. Con WebRTC, este problema desaparece, ya que sólo resulta necesario acceder al navegador desde cualquier dispositivo.

Al funcionar a través de Internet, ambos protocolos son más baratos que la telefonía tradicional. Pero es cierto que SIP tiene mayores costes que WebRTC. El motivo es que mientras que para usar el primero se requiere software, un equipo especial que permita su funcionamiento (pues solo permite hacer llamadas desde un softphone especial o teléfono IP) e invertir en costes de mantenimiento, con el primero no es necesario, ya que el único requisito es tener un ordenador, tablet o móvil para empezar a funcionar. ¿Y quién no tiene alguno de estos instrumentos hoy en día?.

Relacionado con esto último, SIP permite menor movilidad y flexibilidad, ya que al requerir los equipos especiales de los que hablábamos, es imprescindible que el equipo se mueva contigo allá donde vayas, algo que en muchos casos resulta imposible. Por ejemplo, en la actualidad la crisis del Covid-19 ha obligado a muchas empresas a optar por el teletrabajo, lo que hace que, si usas protocolo SIP, tengas que tener los equipos necesarios instalados en casa o utilizar softphones que no terminan de garantizar la calidad exigida todo el tiempo. En cambio, con WebRTC, simplemente necesitas tu dispositivo con conexión a Internet, proporcionando así un uso fácil, completo y con calidad HD en tus llamadas.

En Fonvirtual te ofrecemos nuestro servicio de llamadas a través de la tecnología WebRTC. Si estás pensando en cambiarte a la telefonía VoIP, esta es la mejor opción, puesto que nuestro servicio ofrece además herramientas muy útiles que te ayudarán a optimizar tu servicio de atención al cliente y a dar un paso más en tus comunicaciones de empresa. Si aún te quedan dudas sobre esta tecnología, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo te asesorará y acompañará para que elijas el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.