En el día a día empresarial, la comunicación es un factor esencial, no solo de cara a contactar con los clientes y proveedores, sino también de manera interna entre empleados y departamentos. Dependiendo de la empresa, las necesidades varían de manera considerable, así como el medio empleado para llevar a cabo esta tarea.

Al fin y al cabo, cada sistema de telefonía cuenta con sus diferencias, aunque sutiles, pues está adaptado a una necesidad concreta. Una de las soluciones más utilizadas actualmente es el Centrex IP, también conocido como centralita virtual. En este artículo te despejamos todas las dudas acerca de ella, cuáles son las diferencias respecto de otras soluciones y te mostramos cuáles son sus ventajas.

¿Qué es un Centrex IP?

Como hemos dicho antes, no es más que una manera de llamar a la centralita virtual. Este término es una versión abreviada del término inglés Central Exchange. Nos referimos a un servicio de telefonía centralizado que está alojado en la nube o en un servidor externo a la empresa. Una de sus características más destacables es que cuenta con una particularidad, y es que la voz viaja por Internet.

Hasta hace relativamente poco, era común encontrar en las empresas centralitas físicas que requerían de costes adicionales de instalación y mantenimiento, además de ocupar una gran cantidad de espacio en la oficina. Para añadir otro inconveniente más, era común que si había un fallo en la centralita, la empresa quedaba paralizada, y por tanto, también sus comunicaciones.

Por suerte, este hecho ha cambiado. Gracias a los Centrex IP y dependiendo del operador, las instalaciones que han de realizarse son mínimas o incluso puede que no sean necesarias.

PBX, IP PBX: ¿en qué se diferencian del Centrex IP?

Existen otras soluciones similares a la centralita virtual, aunque como decíamos al principio, cuentan con algunas diferencias dependiendo de las necesidades de la empresa, las cuales te explicaremos a continuación.

PBX tradicional o PABX

El PBX (por sus siglas en inglés Private Exchange Branch), también conocido como PABX (Private Automatic Branch Exchange). Se trata de un sistema que conecta la red de la empresa con la red pública de telefonía a través de líneas troncales, pero a diferencia de la que veremos a continuación, no funciona a través de Internet.

Se utiliza para gestionar llamadas internas y externas y suele ser un dispositivo instalado en la empresa, perteneciendo a ella y no a una compañía telefónica. Es por ello que se denomina Private o Privado. El dispositivo es distinto al de la red de Internet, y en este caso, se asemeja a una centralita física tradicional, aunque el espacio que ocupa es mucho menor y cuenta con más funcionalidades como las colas de llamada, la personalización de la música de espera, transferencia de llamadas… Su mayor desventaja es que requiere de grandes inversiones en instalación y mantenimiento.

IP PBX

Este sistema de telefonía, por sus siglas en inglés Internet Protocol Private Exchange, es similar al anterior, pero en este caso, la voz sí que viaja a través de Internet. Se trata también de un dispositivo que la empresa tiene que adquirir de un operador externo (con los costes de instalación y mantenimiento que ello conlleva), pero que se encuentra conectado a la red de la empresa.

Además de las funcionalidades de la PBX tradicional, permite distribuir automáticamente las llamadas, establecer discriminación horaria…

que-es-centrex-ip

Las ventajas de un Centrex IP

Aunque siempre ha sido una solución avanzada respecto de las dos anteriores, al principio los Centrex IP no contaban con tantas funcionalidades. Afortunadamente, esta situación ha cambiado, y de ella podemos obtener numerosas ventajas.

En este punto, es importante distinguir entre dos tipos: las centralitas virtuales VoIP y las que funcionan a través de WebRTC. Nosotros nos centraremos en estas últimas, aunque las ventajas son comunes a ambas con algunas matizaciones que iremos señalando.

Reducción de costes

En el caso de las soluciones que no son WebRTC, es necesario adquirir dispositivo, como un teléfono IP para poder recibir las llamadas, o incluso en algunos casos te ofrecen la posibilidad de utilizar el servicio a través de un softphone. Aunque los costes siguen siendo más bajos que adquirir un IP PBX, estos dispositivos requieren de una inversión inicial algo elevada. En el caso del softphone, no tendrás inversión inicial pero sí que necesitarás descargar y ejecutar un programa, con sus problemas asociados, que pueden ser los problemas de seguridad derivados de la falta de actualización del softphone.

En el caso de los Centrex IP de WebRTC, será suficiente cualquier dispositivo conectado a Internet, ya sea un ordenador, tablet o móvil. Se convierte así en una solución con la que se pueden reducir gran cantidad de costes, pues ya no será necesario adquirir un dispositivo para cada uno de los empleados. Será suficiente con el ordenador que suelan utilizar o incluso su móvil personal.

Olvídate del mantenimiento

Todo ocurre en la nube y nada en los dispositivos. Esto significa que si contamos con un Centrex IP que funcione a través de WebRTC podemos estar seguros de que no hay ninguna necesidad de mantenerlo actualizado y nos podemos olvidar por supuesto de los costes de mantenimiento. El sistema siempre accede a las posibles actualizaciones que pueda haber y las implanta automáticamente, contando siempre con la última versión disponible. Esto, por supuesto, no ocurre con una centralita virtual por VoIP.

Mejora la imagen de tu empresa

Ambos tipos de Centrex IP cuentan con las funcionalidades básicas, como son la posibilidad de configurar locuciones, horarios, música de espera… La diferencia está en que la centralita virtual WebRTC permite incorporar mayores funcionalidades, como son el menú de opciones, la distribución automática de llamadas a través del sistema IVR (sistema de respuesta por voz interactiva, también conocido como operadora automática)…

Esto trae consigo una mejora de la imagen de la empresa, puesto que las llamadas se responderán de una manera más eficiente y se logrará la satisfacción del cliente.

Flexibilidad, ubicuidad y movilidad

Una de las características fundamentales de los Centrex IP es su ubicuidad. Es decir, es posible acceder a ella desde cualquier dispositivo conectado a Internet. La única diferencia en el caso de las centrales virtuales es que será necesario usar un softphone (como ya decíamos anteriormente).

¿Qué tipo de Centrex IP elegir?

La mayor parte de las empresas de comunicaciones ofrecen las soluciones de centralita virtual por VoIP. Tal como hemos visto, puede proporcionar numerosas ventajas, pero también tiene grandes inconvenientes, como la inversión inicial que se requiere para adquirir, instalar y mantener los equipos que a veces se requieren.

Por tanto, la mejor opción es el Centrex IP por WebRTC. Además de todas los beneficios anteriores, esta solución se adapta a cualquier tipo de empresa. En Fonvirtual trabajamos para ofrecerte la solución que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa, por lo que si aún te quedan preguntas sobre estas herramientas, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.