Seguro que no es la primera vez que os cruzáis con las siglas IP, habréis escuchado múltiples expresiones o palabras que la acompañan, protocolo IP, centralita IP, número IP… Pero, ¿qué significan realmente las siglas IP?,

¿Qué es IP?

Las siglas IP significan Internet Protocol, básicamente se trata de un número que identifica un dispositivo en la red. Haciendo un símil con el mundo de las telecomunicaciones, es como un número de teléfono, cada línea tiene asociado un número y basta con marcarlo para ponerte en contacto con ella, generalizando mucho, la comunicación entre dispositivos de red es parecida, cada uno tiene su propio número que permite identificarle y establecer comunicaciones.

Un número IP está formado por 4 números de hasta 3 cifras separados entre sí por un punto, estos números como máximo llegan a la cifra 255, es decir tu número IP puede ser 123.145.210.254 (ninguno de estos números puede superar 255).

Existen dos tipos de IP, la IP pública y la IP privada, la IP pública es la que está de cara a Internet, suele ser la del router o módem y cualquier dispositivo que esté conectado a ese router o a ese módem tendrá la misma IP pública. La IP privada es la propia de la tarjeta del dispositivo, por ejemplo de tu ordenador, de tu impresora o de tu tablet.

que es ip

Centrándonos en el mundo de las telecomunicaciones, la IP cada vez está ganando más terreno y está entrando con fuerza en el mundo de las centralitas y las soluciones para la atención al cliente. Una centralita IP es un conjunto de hardware y software que aprovechan los protocolos IP para realizar comunicaciones telefónicas. Dicho de otro modo, una centralita IP es lo mismo que una centralita tradicional con la peculiaridad que utiliza Internet para llamar o recibir llamadas.

¿Cómo funciona una centralita IP?

Las centralitas IP se llaman así debido a que utilizan el protocolo VOIP para establecer comunicaciones entre las distintas extensiones que incluyas a la centralita. Estas extensiones pueden ser terminales IP o pueden ser extensiones móviles a través de softphone. Este tipo de centralitas, junto con las centralitas virtuales han desbancado por completo a las centralitas PBX (centralitas tradicionales) ya que además de incluir múltiples ventajas en cuanto a eficiencia y funcionalidades, son más económicas.

Evolución de las centralitas IP

Una centralita IP es una gran solución para las telecomunicaciones de tu empresa, sin embargo todavía tenían ciertas limitaciones, como la calidad de llamada que podía ser defectuosa dependiendo de la calidad de conexión a Internet con la que contases, o la necesidad de realizar una gran inversión en terminales IP. Poco a poco se han ido solucionando estos problemas, y todo gracias a la llegada de la WebRTC. Las líneas WebRTC permiten recibir o emitir llamadas directamente a través del navegador, por lo que se elimina la necesidad de terminales IP y además la calidad de llamada es excelente. El protocolo WebRTC ha sido generado directamente por Google y han conseguido que la calidad de voz sea perfecta y no ocasionen los problemas que ocurrían con las líneas IP tradicionales. Además podrás realizar llamadas voz IP a cualquier lugar del mundo y desde cualquier lugar, siempre que cuentes con un dispositivo con conexión a Internet. 

Esperamos que si todavía eras de los que se preguntaban ¿qué es IP? se hayan resuelto tus dudas y hayas conseguido confiar en las ventajas que trae la IP tanto a tu vida como a tu negocio.