La nube, de su traducción en inglés The Cloud, abreviatura más conocida como Cloud Computing, es un término muy de moda en la actualidad. ¿Quién no ha escuchado alguna vez “súbelo a la nube”? o alguna expresión similar. Pero, ¿realmente sabemos que es la nube y para que sirve? En este artículo queremos aclarar vuestras dudas. 

 

Definición de la nube para todos los públicos

 

La nube es un término que se utiliza para describir una red mundial de servidores. Se trata de una gran red de servidores remotos de todo el mundo, que están conectados para funcionar como un único ecosistema. 

En resumidas cuentas, se trata del procesamiento y almacenamiento masivo de datos de los usuarios en los servidores conectados a Internet. Estos servicios pueden ser gratuitos o de pago, pero en todo caso, su funcionalidad principal es guardar tu información en Internet. 

Así pues, estos servidores almacenan y administran datos, ejecutan aplicaciones o permiten enviar contenidos de gran tamaño, como videos en streaming, correos, etc. Así pues, en lugar de acceder a tus archivos en un equipo local, podrás acceder a ellos en línea desde cualquier dispositivo conectado a Internet. Es decir, la información siempre estará disponible para tí, donde quieras y cuando quieras. 

 

¿Para qué Sirve la Nube?

 

La nube sirve, principalmente, para darte acceso instantáneo a todos tus datos, te encuentres donde te encuentres y a través de cualquier dispositivo móvil (smartphone, ordenador, tablet…). Se trata de una solución orientada al usuario final, estos son todos los usuarios que tienen acceso a Internet y a dispositivos móviles, por ello su uso es bastante simple y fácil de usar. 

El uso de la nube está muy extendido, por lo que es muy probable que ya estés utilizándolo a diario, sin que lo sepas. Muchas aplicaciones y servicios a los que accedes y trabajas a diario en tu ordenador o smartphone utilizan y se procesan en la nube. Por ejemplo, el correo electrónico utiliza este servidor en la mayoría de las ocasiones. Este es el caso de Gmail. También otros servicios como el almacenamiento online de Dropbox, las redes sociales, los CRMs o los vídeos en streaming que ofrecen plataformas como Netflix. 

Grandes empresas como Amazon, Google o Microsoft han centrado sus esfuerzos en los últimos años para crear sus propios servicios online, a través de la propia tecnología cloud, desarrollando así nuevos modelos de negocios “cloud”. 

 

 

Por lo tanto la respuesta a para qué sirve la tecnología cloud es sencilla, para facilitar la vida a todos. Para acceder suele ser muy sencillo, ingresando un usuario y una clave y ¡listo! Ya no necesitarás dispositivos con gran memoria, o discos duros externos, todo se queda en la nube. 

Además, a este fenómeno al que todos los sectores se están adaptando, se le une la telefonía en la nube. 

 

¿La telefonía en la nube?

 

Sí, ya es posible. Se trata de la telefonía IP, operada a través de la tecnología WebRTC. La telefonía IP, permite un servicio de calidad, sin necesidad de inversión, ni de instalación extra y con la flexibilidad de poder llamar y recibir llamadas donde quieras y cuando quieras. 

Debido a la tecnología WebRTC, todo el servicio de telefonía será operado a través de Internet. De este modo, toda llamada se realizará a través de la nube. 

Además, gracias a la tecnología WebRTC, podrás elegir el servicio de telefonía IP que más te convenga según tus necesidades, ya sean números virtuales, una centralita virtual o un call center. 

 

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de utilizar la nube?

 

  • Todo en un mismo sitio. Podrás acceder a toda tu información, que se almacena en un mismo lugar fácilmente. No tendrás que instalar ningún programa para poder tener acceso, solo requiere de conexión a Internet. Además, también podrás despreocuparte de estar continuamente guardando los archivos, ya que esta tarea la realizará tu proveedor por ti. 

 

  • Donde quieras, cuando quieras. Tu información y archivos siempre estarán disponibles para ti. No importa desde qué dispositivo te conectes, ya que podrás acceder con cualquiera de ellos, siempre que tengan conexión a Internet. Puede ser un ordenador fijo, un portátil, un smartphone, una tablet, etc. 

 

  • Sin costes, ni instalaciones.  No necesitarás instalar nada en tu dispositivo, más que tener acceso a Internet para acceder a la nube. La mayoría de los servicios que utilizamos en la nube son gratuitos, tales como los que mencionamos con anterioridad, y a los que podemos denominar como “nube pública”. Esto son, servidores que permiten a cualquier usuario registrarse y utilizar las aplicaciones que ofrece. 

 

  • Escalabilidad. Mediante la escalabilidad, se puede aumentar el sistema informático cuando se requieran necesidades mayores sobre el servidor. En este sentido, la nube es escalable ya que no tiene un almacenamiento limitado, si no crece según tu necesidad. Esto es muy importante para las empresas, ya que le acompaña con su propio crecimiento. 

 

¿Y los inconvenientes?

 

  • ¿Seguridad? ¿Privacidad? Es un punto muy discutido. Tus datos e información pasan de estar en tu dispositivo, a encontrarse en la nube. La protección de datos se puede ver debilitada, ya que perdemos el control sobre ellos. No sabemos quién podrá acceder a ellos una vez que se encuentren en Internet, sobre todo el riesgo de ser hackeados

 

  • Sin Internet, no hay nube. Toda nuestra información se va a encontrar en Internet, por lo que nuestra dependencia a tener conexión a Internet va a resultar crucial. Aunque la realidad es que cada día, todo gira alrededor de Internet, por ello cada vez la conectividad es mejor y mejorará en el futuro igualmente. 

 

  • Propiedad Intelectual. Al subir archivos e información a la nube, ya no se encontrarán en nuestras manos. Entonces, ¿a quién pertenecen?, pueden darse muchos conflictos alrededor de este tema ya que los proveedores no garantizan que la información sea al cien por cien propiedad del usuario. 

 

A fin de cuentas, la nube es una gran herramienta de la que se pueden beneficiar las empresas. Si a ello le sumamos la gran oportunidad que aporta la telefonía IP operada en la nube a las empresas, encontrarán su solución perfecta en Fonvirtual.

Si quieres saber más sobre la Telefonía IP y la Tecnología WebRTC, ¡no dudes en contactarnos!