El teletrabajo está en la actualidad en boca de todos. Bien por la preocupación social de la crisis del coronavirus que azota a todo el mundo, bien como la solución a la que están optando múltiples empresas para adaptarse a las recomendaciones sanitarias. Y es que el trabajo desde casa presenta grandes ventajas para las empresas, los empleados y la sociedad en general.

Sin embargo, es un tema que, antes de esta crisis sanitaria, a penas el 10% de empresas contemplaban en España. ¿Estamos ante la necesidad de implantar una nueva forma y cultura de trabajo

Ante este escenario precipitado, el teletrabajo parece ser la solución más viable en el mundo empresarial. Además, se tratará de un gran experimento en el que podremos analizar cómo los equipos trabajan de manera remota fuera de las oficinas centrales. Y con ello, probablemente se confirmarán las premisas de muchos de los estudios realizados en los últimos años, en los que se afirma que el teletrabajo aporta mayor productividad a las empresas, entre otras muchas ventajas. 

Es la hora de plantearnos nuevos métodos de trabajo y escapar de la tendencia del presencialismo laboral. Podemos mejorar, y lo haremos gracias al teletrabajo.

¿Qué es el teletrabajo?

 

El teletrabajo es una modalidad de trabajo que permite la realización de las tareas laborales a distancia mediante la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs). Tiene su origen en la década de los 70, en Estados Unidos, como consecuencia de la crisis del petróleo en la que fue indispensable reducir los costes. Más adelante se descubrieron las oportunidades únicas que presentaba. 

En España, a día de hoy, el porcentaje de ocupados que teletrabaja es del 4,3%, frente a la media europea que se sitúa en el 5,2%, según un estudio realizado por Eurostat en 2018. En el resto de Europa, sin embargo, teletrabajar es mucho más habitual, siendo los porcentajes más elevados en Alemania (5%), Portugal (6,1%) y Francia (6,6%). 

Estos datos son sorprendentes ya que España cuenta con una gran infraestructura  tecnológica y una situación que favorece indudablemente a la posibilidad de trabajar desde casa. En 2020 los datos revelan que el 91,4% de los hogares españoles cuentan con conexión a Internet, mientras que el 100% de las empresas tienen acceso a Internet. El 81% de los hogares españoles tiene al menos un ordenador en casa, además de que a 3 de cada 4 trabajadores se les proporcionan dispositivos con conexión a Internet. Además, España tiene la mejor red de fibra óptica de Europa y 25 millones de hogares tienen la posibilidad de acceder a ella.  

Hoy, existen soluciones novedosas pensadas para instalar el teletrabajo fácilmente en cualquier empresa al instante, como es el caso de la solución de teletrabajo de Fonvirtual

Ventajas y Desvantajas de Teletrabajar

 

Algunos podéis preguntaros entonces:¿por qué apenas existe la posibilidad de trabajar desde casa?. En España, el concepto se nos hace a menudo bastante ambiguo porque no somos conscientes de las herramientas que están actualmente disponibles en el mercado, y que tenemos fácilmente al alcance de nuestras manos. Podemos culpar de este atraso a la falta de información o de legislación al respecto, o a su poca popularidad cuando hablamos de convenios colectivos. 

Sin embargo, el progreso está en la mentalidad de los empresarios y directores, los únicos de los que depende que esta modalidad de trabajo pueda ganar popularidad. Veámos qué ventajas y desventajas puede aportar el teletrabajo a las empresas.

¿Qué ventajas supone teletrabajar para la empresas y sus empleados? 

 

Trabajar desde casa puede traer muchos beneficios tanto a empresas como a trabajadores. 

Por un lado, para las empresas, las principales ventajas son:

  • Reducción de costes

Parece lógico que si trasladamos el lugar de trabajo al propio domicilio de cada integrante de la organización, existirá una menor necesidad de equipamiento. Por ejemplo,  el alquiler de un local donde realizar la actividad, el pago de facturas de agua y electricidad, mobiliario, la compra de material (pues cada trabajador puede trabajar con sus propias herramientas en casa), etc. Por lo que los costes fijos se reducen enormemente.

 

  • Atracción y retención del talento

Las empresas tienen acceso a mejores candidatos al poder contratar a distancia. De esta manera, la búsqueda de empleados no se limita solo a al ámbito geográfico más cercano, e incluso podemos establecer relaciones laborales con personas que hablen diferentes idiomas y vivan en países diferentes. 

Además, el teletrabajo es valorado por los profesionales más exigentes y permite que podamos seguir contando con un buen trabajador si se ve en la necesidad de mudarse a otro lugar.

 

  • Beneficioso para el medio ambiente

Las compañías que apuestan por el teletrabajo contribuyen a reducir la huella de carbono, así como otros contaminantes atmosféricos que provocan el efecto invernadero o el cambio climático. Esto es gracias a que se realizan menos viajes a la oficina, se consume menos energía y se utiliza menos papel, entre otras cosas. 

Este factor es esencial a la hora de aumentar el nivel de responsabilidad corporativa de la empresa, lo cual además provocará que su reputación sea más alta y su imagen de empresa mejora considerablemente.

 

Por otro lado, los empleados también cuentan con grandes beneficios:

  • Flexibilidad de horarios

Resulta un gran aliciente para el empleado el poder adaptar sus horarios como mejor le convenga. De este modo, el tiempo que esté trabajando realmente sea tiempo productivo, en el que no esté pensando en otras responsabilidades o simplemente no rinda porque en ese momento se encuentre cansado.

  • Conciliación de la vida familiar y laboral

La flexibilidad de la que hemos hablado anteriormente, junto con el poder trabajar desde casa, mejora el bienestar y aumentar su calidad de vida del trabajador. Así, podrá compaginar otras de sus obligaciones personales como el trabajo de la empresa.

 

 

  • Integración de empleados con discapacidad

El teletrabajo hace posible la contratación de empleados brillantes pero que poseen una movilidad reducida, por lo que les resultaría difícil o incluso imposible trasladarse al lugar de trabajo.

 

  • Reducción del absentismo laboral

El empleado puede trabajar desde casa si sufre de alguna lesión que le imposibilite acudir durante un tiempo determinado al lugar de trabajo. Además podrá adaptar los horarios como mejor le convenga. 

 

  • Bienestar general del trabajador

Contar con flexibilidad para teletrabajar lleva a la posibilidad de conciliar la vida de los empleados. En definitiva, a una mejora en el bienestar del empleado y en su calidad de vida. Lo más importante de esto es, por un lado, es que el bienestar se traducirá en un aumento de la productividad. Y por otro, que influirá en la opinión que forje sobre la empresa y la pueda transmitir a sus conocidos sobre ella.

 

  • Mayor productividad y rendimiento.

Todo este conjunto de medidas satisfactorias para los componentes de la organización conlleva un aumento del rendimiento y la productividad, lo que impulsará las ventas y la calidad del servicio prestado.

 

  • Solución frente a conflictos adversos.

La aparición de pandemias, como la del coronavirus, huelgas generales de medios de transporte, conflictos bélicos, etc. Son muchas las causas por las que un día sea necesario permitir al empleado que trabaje desde casa. 

Gracias al teletrabajo, la empresa puede velar por la seguridad de sus trabajadores, al tiempo que continuar con la actividad empresarial.

Pero…¿cuáles son las desventajas de trabajar desde casa?

 

Para muchos, trabajar desde casa no son todo ventajas. Entre las contras para lanzarse en esta nueva forma de trabajo, encontramos las siguientes:

 

  • Dificultad para mantener la cultura empresarial

Si todos los empleados trabajan desde casa, el ambiente laboral y la difusión de la cultura de la empresa puede llegar a eliminarse casi por completo, por lo que puede suceder que el trabajador pierda la vinculación o cierto engagement por la empresa.

 

  • Aislamiento

Trabajar también es una forma de socializar. Pero si solo se trabaja desde casa y la comunicación entre empleados es prácticamente inexistente, estos pueden sentirse solos en ciertos o momentos, con falta de apoyo e incluso aislados.

  • Dificultad para mantener la comunicación entre empleados y departamentos

Relacionado con el punto anterior, los empleados pueden encontrar dificultades a la hora de comunicarse con sus compañeros cuando se encuentran teletrabajando. La cercanía de la oficina puede que se vea difuminada y que no sea tan fácil comunicarse con los compañeros de trabajo como cuando los tenemos en frente.

 

  • Barreras para medir el control horario 

Desde el pasado 12 de mayo de 2019 todas las empresas nacionales tienen la obligación de realizar un registro horario de sus trabajadores. El teletrabajo es una limitación para ello, ya que no pueden fichar al entrar al trabajo. Con lo que las empresas tienen que adaptarse a nuevos métodos electrónicos para controlar el horario laboral de sus empleados.

 

  • Obstáculo para ascender en la empresa

La cultura empresarial en España es clara: el trabajador que antes llegue y más tarde se vaya de la oficina, es el trabajador que más se preocupa por el desarrollo de la misma y que más trabaja, y por eso tendrá más posibilidades de ascender que otros.

Sin embargo, esto está cambiando, y cada vez más el trabajo se mide por objetivos y resultados, en lugar que por el número de horas que pasan sentados. Aún así, todavía hay empleos que pueden medirse de esta manera, como pueden ser los puestos de atención al cliente.

Quizá, muchas de estas desventajas vienen de la falta de experiencia y de la falta de herramientas de teletrabajo en la nube que permitan solventar estos problemas.

¿Qué herramientas de teletrabajo ayudan a implantar el teletrabajo?

 

Hoy en día, existen múltiples herramientas que potencian las ventajas de teletrabajar y reducen e incluso eliminan los problemas que puede suponer el trabajo desde casa.

Sin embargo, muchos las desconocen y por eso han hecho hincapié en que este sería un sistema que jamás se implementaría en su empresa. Pero, ¿y si te dijéramos que puedes hacer lo mismo que en la oficina pero trabajando desde casa o desde cualquier lugar del mundo? ¡Te ayudamos! 

En Fonvirtual queremos que tu empresa cuente con las mejores y más novedosas herramientas para asegurar el funcionamiento de la empresa, aún cuando los trabajadores se realicen el trabajo desde casa. 

 

  • Tecnología WebRTC

En Fonvirtual hemos implantado la tecnología WebRTC es nuestras soluciones de comunicación empresarial. 

WebRTC (Web Real-Time Communication), es un software de código abierto desarrollado por Google que permite que nuestra centralita virtual y software de call center puedan utilizarse desde el mismo navegador y desde cualquier dispositivo conectado a Internet: ordenador, móvil, tablet, etc.

El funcionamiento de estas herramientas, totalmente desde la nube, ofrece, por tanto, total ubicuidad para los trabajadores; estos podrán conectarse desde el ordenador de su casa, su móvil, el ordenador de la oficina, etc., indistintamente.

Por eso, los empleados pueden llevarse a casa estas herramientas en cualquier momento, sin necesidad de hacer ningún tipo de instalación, sin comprar equipos… 

Asimismo, esto permite que la empresa no se limite a contratar trabajadores de una zona geográfica específica, si no que podrán contar con un equipo nacional e internacional, en el que se además se pueda ampliar el mercado de clientes.

 

  • Comunicación externa e interna: llamadas, chat y vídeo

Las soluciones de centralita y call center de Fonvirtual integran soluciones de comunicación externa, pero también otras que facilitan y mejoran la comunicación interna entre los empleados tanto para sí trabajan desde casa, como si lo hacen en la misma oficina o en diferentes sedes.

Los empleados, podrán seguir recibiendo y haciendo llamadas del fijo/s de cabecera de la empresa desde casa y en nombre de la misma (sin haber tenido que instalar nada). También, podrán crear salas de videoconferencia con clientes, así como integrar Whatsapp API en el mismo panel de la centralita, para gestionar todo desde ahí.

La comunicación de empresa no termina aquí. La comunicación entre los empleados también podrá efectuarse con esta misma plataforma a través de llamadas internas, chat interno, envío y recepción de archivos, llamadas a tres o videoconferencias internas.

Los problemas de aislamiento y las dificultades de comunicación quedan solventados gracias a esta herramienta.

 

  • Control horario

En las desventajas hablábamos de la preocupación de las empresas por no poder controlar el horario de trabajo y no tener un registro del mismo. 

La centralita virtual de Fonvirtual permite que los trabajadores se activen y se desactiven, al mismo tiempo que cambien su “estado” en caso de ausencia laboral: no disponible, ausente, vuelvo enseguida… 

A través de un panel de administrador de la empresa, accesible a solo para unos pocos, podrán controlarse las activaciones y desactivaciones de los agentes y por tanto, el tiempo que han trabajado. 

También, podrán monitorizarse estadísticas, sacar reports de control de llamadas: emitidas, recibidas, perdidas, atendidas, desatendidas… así como el acceso a la grabación de las mismas o la escucha en tiempo real por parte del supervisor. 

 

  • Otras integraciones

La Integración de nuevas herramientas que permiten unificar las comunicaciones de la empresa en una misma aplicación, permiten optimizar el trabajo incluso desde casa. Por ejemplo, con la integración de la centralita con el CRM, todos los trabajadores estarán conectados a las fichas de los clientes, se generarán eventos con los compañeros que han hablado con X cliente, etc.

Otras de las integraciones es el cobro telefónico. Trabajar desde casa no es sinónimo de no poder cobrar a los clientes por los servicios o productos prestados. El TPV telefónico virtual permite que desde la centralita o el call center los clientes puedan pagar por su compra. 

Entonces, ¿debemos optar por el teletrabajo?

 

La respuesta es sí. Ya hemos visto las grandes ventajas del trabajo desde casa o “home office”. Las empresas pueden encontrar, además de una solución para sus problemas, un nuevo concepto de trabajo. 

La realidad es que el acudir al trabajo de forma presencial es una costumbre que, en algunos sectores, va perdiendo el sentido. Además, según las encuestas, la opinión de la población española es muy positiva. Un estudio reciente de Randstad asegura que casi un 70% de los trabajadores en España querría teletrabajar y no puede. Lo cierto es que actualmente el 60% de las profesiones pueden realizarse simplemente con un ordenador con acceso a Internet.

 

 

 

Si estás buscando una solución para teletrabajar en tu empresa, te ayudamos 

 

Teletrabajar es hoy en día una tendencia mundial. Se debe principalmente a la necesidad que se ha creado debido a la crisis sanitaria del coronavirus en todo el mundo. El trabajo remoto desde casa se contempla como la solución para frenar la expansión del contagio del virus entre los trabajadores de una misma oficina. Además, así se establece en las recomendaciones que el Ministerio de Sanidad español presentó hace unos días. 

Así pues, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las empresas, además de la falta de suministro y transacciones, está relacionado con sus trabajadores. El miedo a que un virus tan infeccioso como es el coronavirus se expanda entre sus empleados provoca que muchas firmas opten por pedirles que no acudan al trabajo. Esta situación hace difícil el mantenimiento de la actividad, y por ello grandes firmas están optando por el teletrabajo. 

Aunque en España no estábamos preparados para el teletrabajo, este se ha convertido en la primera alternativa a la que miran las empresas. Por eso desde Fonvirtual queremos ayudarte, ofreciéndote la solución al alcance de tus manos. 

La peculiaridad de que las personas puedan trabajar desde sus propios hogares y a la vez realizar una actividad en un entorno similar al de la oficina, es algo que hace unos años nos parecería impensable. Gracias a los grandes avances tecnológicos hoy es posible, y además a un coste bastante asequible. No solo permite que las empresas puedan hacer frente a la situación actual con respecto al coronavirus, implementando el trabajo desde casa, sino que además con ello somos capaces de mejorar la calidad de vida de nuestros empleados en unas condiciones socioeconómicas normales, siendo una forma, por ejemplo, de conciliación familiar.

El teletrabajo en las empresas

El teletrabajo no es solo una solución para la época de crisis, como puede ser la del coronavirus o cualquier otra pandemia. Se trata de una verdadera oportunidad para cualquier empresa. 

Por ello, muchas firmas españolas están encontrando en el teletrabajo la forma de hacer competencia a las mejores empresas del sector. De este modo, les está permitiendo en muchas ocasiones posicionarse, ganar una reputación entre los clientes y sus trabajadores, y lo más importante, aumentar la eficiencia

Teletrabajar es una realidad innegable, que además muestra una clara tendencia ascendente, ya que durante los últimos años ha ganado relevancia. La mayor tasa de teletrabajo que se ha registrado en España fue entre los años  2007-2013, coincidiendo, no por casualidad, con la etapa de crisis, ya que muchas empresas optaron por esta modalidad como una forma de reducir los coste

Empresas como Fonvirtual, quieren ponértelo fácil ofreciendo servicios completos para la inclusión del teletrabajo en la empresa. Gracias a las herramientas de video, chat y micrófono, una conexión a Internet y una simple aplicación, puedes hacer posible una comunicación efectiva y eficiente entre tus trabajadores y superiores.  También tendrás la posibilidad de organizar proyectos, controlar el tiempo, asegurar un agradable clima de trabajo, tomar decisiones “a distancia”, y un largo etcétera de instrumentos con los que unirse a esta revolución.