En general se asocia el tener un número 902 con ser un ogro, ya que la empresa cobra a las personas que llaman a su número de atención telefónica.

Hay una palabra que todo el mundo adora escuchar. Y no, no es te quiero ni nada por el estilo. La palabra que todo el mundo desea oír es GRATIS. La palabra gratis genera un curioso efecto en las personas, genera influencia en todo tipo de personas independientemente de sus características socioeconómicas. Es cierto que dicha influencia es mayor o menor dependiendo del carácter de la persona. También hace que las personas se entusiasmen por productos y servicios por los que no tenían ningún interés antes de saber que eran gratis.

Por ello, las empresas que ofrecen un número 902 como teléfono de contacto, al principio sufren el estigma de no ser un número de teléfono 900 o un número fijo corriente, que hoy en día son gratuitos en la mayoría de las tarifas.

Pero al contrario de lo que se piensan las empresas que ofrecen un número 902 para su atención telefónica, no son ogros, ni peores que las empresas que ofrecen números gratuitos. Precisamente porque la mayoría de las tarifas ya incluyen las llamadas a fijos de manera gratuita e ilimitada en sus tarifas, las personas son más proclives a llamar a las empresas, lo que puede tener un efecto colateral negativo.

Debido a que las personas se animan a llamar en más ocasiones a las empresas, éstas reciben una cantidad abrumadora de llamadas que dificulta la atención telefónica. Estas llamadas que colapsan el sistema no siempre son llamadas justificadas, ya que como ocurre con todo lo que se ofrece de manera gratuita, hay personas que hacen un mal uso o un uso exagerado de él. El número 902 garantiza el uso adecuado de la atención telefónica.

Por otra parte al incrementarse el volumen de llamadas que reciben las empresas se produce un aumento de costes, ya que en muchas ocasiones es necesario aumentar el número de empleados dentro de la atención telefónica o la factura de telefonía se dispara. El número 902 es una herramienta ideal para preservar la calidad del servicio de atención telefónica que muchas veces se ve comprometida por la necesidad de recortar costes ante la gran avalancha de llamadas.

El número 902 soporta el aumento de costes provocado por la subida del número de llamadas. Una vez más el que parecía un ogro es en realidad el héroe sin capa que ayuda al resto sin llamar la atención.

un-numero-payant-ne-fait-pas-de-vous-un-ogre

Además con el número 902 de fonvirtual puedes disfrutar de todas las funcionalidades de una centralita, con el desvío a otros móviles y fijos de manera ilimitada y gratuitamente. El servicio de 902 que ofrece fonvirtual no tiene permanencia, por lo que se puede probar un mes y comprobar si se adecua a las necesidades de la empresa o no, sin ningún tipo de compromiso.

Contrata un número 902 en fonvirtual.com para asegurar una atención telefónica selectiva, correcta y de calidad.