Para ponernos en situación es necesario retomar unos años atrás. Fue en el año 2009 cuando la compañía estadounidense Google decide realizar una oferta de compra a Skype, que por diversos motivos, nunca llegó a producirse.

Dos años más tarde, concretamente en 2011, Microsoft consigue hacerse con Skype a un precio en torno a los 5.920 millones de euros.

Tras finalizar sin éxito las negociaciones de compra de Skype, Google decidió llevar a cabo un proceso de altas inversiones en tecnologías con el único objetivo de introducirse en el mercado de la comunicación de audio y vídeo en internet.

Este proceso finaliza en Mayo de 2011 en el que Google presenta la WebRTC.

La WebRTC consiste en una tecnología que permite a los usuarios realizar comunicaciones de voz y vídeo sobre la web en vez de sobre internet, que es como se realizaba anteriormente. Esta nueva tecnología que trabaja a través de navegadores se puede encontrar en Mozilla, Opera, Android, iOS y Chrome. Esta extensión a los demás navegadores se debe a que Google entiende que es la única forma de que termine teniendo éxito.

 

Las futuras aplicaciones de la WebRTC

Actualmente, cada vez son más las empresas dedicadas a este sector las que están incorporando el servicio de WebRTC. El beneficio que reporta es increíble ya que permite un servicio de videollamada para poder interactuar con los clientes, algo que aporta mucha mejor imagen de empresa, cercanía y atención al cliente. La consecuencia de todo esto será un aumento considerable de las ventas.

Pero este no será el único ámbito en el que se desarrolle este protocolo WebRTC. Parece ser que puede suponer una revolución en el sector sanitario. Existen indicios en los que parece que la asistencia sanitaria presenta grandes oportunidades, puesto que una comunicación por vídeo y voz pueden terminar por llevar a cabo consultas médicas en las que sea necesario un reconocimiento visual de una herida en un momento determinado. También puede ser usado en aquellos casos de emergencia en los que no se puede estar presente físicamente.

El sector financiero es otro de los que ve una oportunidad en la WebRTC para estar en contacto directo con sus clientes más relevantes a la hora de una reunión o simplemente para realizar un trámite. Suelen ser estos clientes Vips los que disponen de menos tiempo en su agenda, de esta forma puede llevarse a cabo una reunión en cualquier momento y desde cualquier lugar de una manera segura.

A pesar de que actualmente el desconocimiento acerca de la WebRTC es muy grande, en países como España, se encuentra en expansión y poco a poco parece que comienza asentarse en el mundo empresarial.

A día de hoy, son pocas las empresas que ofrezcan este servicio de línea WebRTC, en caso de querer contar con el servicio o necesitar información adicional puede ponerse en contacto con Fonvirtual.com