914 891 046 info@fonvirtual.com

El teletrabajo es la modalidad de trabajo más codiciada en la era digital. Con el nuevo modelo de trabajo que está marcado por el uso de Internet, los comercios electrónicos y el emprendimiento, se hace posible cada vez en mayor medida el trabajar desde casa.

Para trabajar desde casa necesitamos contar con tecnología para poder llevar a cabo nuestra labor sin estar presente en una oficina. El primer elemento indispensable es contar con un ordenador, el ordenador es la  herramienta de trabajo principal para cumplir con tus acciones ya seas la dueña de tu propia empresa, estés en proceso de emprender tu idea o trabajes por cuenta ajena para una empresa.

Claramente ligado al ordenador encontramos la necesidad de contar con una red de Internet que nos permita estar conectados. Para compartir contenido, enviar correos, guardar archivos en la nube, investigar y muchas otras facilidades que nos ofrece Internet.

En el caso de que trabajes en una empresa con empleados y que quieras dar un gran valor al cliente mediante el servicio de atención al cliente, debes contar con una centralita virtual. Con la aparición de las centralitas virtuales, al contrario de las tradicionales, puedes localizarte en cualquier parte del mundo sin necesidad de estar en una oficina y atender las llamadas con la misma eficacia que si estuvieras en ella. Dependiendo de la cantidad de extensiones que necesites podrás elegir la centralita que más se adecue a tu comercio. Con esta herramienta podrás recibir y enviar llamadas y controlar a tus empleados desde tu casa. Además ofrece muchas funcionalidades interesantes. Si quieres más información sobre centralitas entra en fonvirtual.

Si ya cuentas con estas herramientas, estás listo para trabajar desde casa.

Trabajar desde casa es un estilo de vida muy codiciado por la mayoría de la población, ya que te permite ahorrar tiempo de desplazamiento a la oficina, tener una mayor adaptación al entorno familiar y la vida social y en muchas ocasiones una disminución del estrés y la ansiedad.

Pero para que el trabajo desde casa funcione y no caigamos en errores comunes que llevan a la falta de productividad, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos que vamos a mencionar. Y por supuesto tener compromiso y autodisciplina.

 

1) Lugar de trabajo

Para empezar es importante que prepares en tu casa un lugar de trabajo similar a la oficina, con tu mesa y tu silla (recuerda que pasarás muchas horas allí así que una silla cómoda). Esto te permitirá tener un ambiente de trabajo donde podrás concentrarte mejor y trabajarás de una manera eficaz. Así evitarás el típico error de trabajar desde el sofá y la cama que además de resultar mucho menos productivo podrá crearte problemas en la espalda al no tomar una buena postura de trabajo.

 

2) Vestimenta

Evita usar pijamas. Tomar una ducha desayunar y vestirse de forma similar a la de oficina aunque parezca una tontería, nos ayudará a tener una predisposición mayor al trabajo.

 

3) Marca tu horario de trabajo

Es esencial que te marques unos tiempos de trabajo dependiendo de tus características y lo que mejor venga a tu comercio. Una hora de comienzo y una hora de finalización, ambas igual de importantes de cumplir. Esto no significa que de vez en cuando no puedas cambiar un poco el horario, pero lo importante es que lo normal sea tener una rutina. Tu cuerpo y tu cerebro responden mejor cuando tienes un horario marcado.

 

4) Planifica tu trabajo

Lo más importante es saber que tienes que hacer. Para ello es importante contar con unas metas y objetivos sólidos que te permitan planificar tus semanas en cuestión de la consecución de los mismos. Una buena idea es planificar tu semana con antelación y a partir de ahí seguir el procedimiento que hayas elegido. Es posible que a veces las cosas te lleven más tiempo del que pensabas (no siempre estamos igual de lúcidos) o incluso que acabes tus tareas mucho antes de lo esperado, el que hacer ante estas situaciones depende de tu criterio de decisión.

 

 

5) Evita distracciones

En internet hay una gran cantidad de información y de opciones. Esto implica una gran cantidad de posibles distracciones, desde entrar en las redes sociales para ver qué se cuece a llevarte unos minutos mirando el típico vídeo que tiene el logo de google en su página principal. El concepto de distraerse con una mosca roza su máximo esplendor cuándo esa mosca se mueve por la red. Es importante evitar estas distracciones o una buena opción es establecer tiempos de descanso en los que llevarlas a cabo, así no te sentirás tentado a hacerlo cuando estés trabajando.

 

6) Haz un seguimiento

Hacer un seguimiento periódico en el que vayas viendo si estás alcanzando los objetivos trazados y si el trabajo en casa está dando resultados positivos, es esencial para que tu negocio funcione. Evaluando los resultados podrás tomar decisiones de mejora y encontrarás tus puntos fuertes y débiles lo que te permitirá actuar en consecuencia.

 

7) Aprovecha la flexibilidad

El trabajar todo el día en casa puede cansar. No todo tiene que ser tan disciplinario. Puedes aprovechar días que tengas menos tareas para ir a una cafetería como Starbucks por ejemplo y realizar allí tu trabajo. Esto te dará un cambio de aires que percibirás como un aumento de motivación. Viajar también ayuda.

 

Trabajando desde casa podrás aprovechar tu tiempo a tu gusto, te permitirá tener una vida más cómoda y ajustarla a tu situación personal. Pero recuerda, un trabajo es un trabajo y requiere compromiso. Tienes que ser responsable independientemente de donde te ubiques y es importante que tu productividad no se vea afectada por este cambio, en ese caso lo mejor es que cambies tu estrategia o vuelvas al trabajo en oficina.