Durante estas semanas, fonvirtual está probando para sus clientes la novedosa posibilidad de transcribir los mensajes de voz que se reciban en  los buzones de voz.

Actualmente, la centralita virtual de fonvirtual permitía a su usuario la posibilidad de configurar diferentes buzones de voz. Habitualmente, el buzón de voz estaba planteado para los casos en los que, tras varios tonos de llamada, nadie atendía la llamada, posibilitando al llamante a dejar un mensaje concreto, aportando una información tan detallada como desease. Se convirtió en una funcionalidad muy útil para esas llamadas que no obtenían respuesta.

Sin embargo, el buzón de voz puede configurarse para otros supuestos. Por ejemplo, cuando se reciban llamadas fueras del horario comercial que hemos decidido establecer para nuestro negocio. Igualmente, es útil para atender las llamadas que se reciban en fines de semana, vacaciones o días festivos.

Otros usuarios han venido dándole un uso más específico. Imaginemos el caso de un restaurante; una configuración muy interesante sería permitir al llamante elegir entre varias opciones a través de un menú y, en el caso de pulsar “reservas”, poder dejar una reserva con un contacto y número. A través del buzón se consigue agilizar la labor de reservas sin necesidad de tener a un trabajador recibiendo esas llamadas.

Comoquiera que se emplee, la centralita de fonvirtual remitía de forma inmediata la grabación del buzón de voz en archivo MP3 a la dirección de correo electrónico que indicase el cliente. De este modo, el usuario de fonvirtual tendrá constancia casi automática de quién ha llamado y qué quería.

Y, finalmente, fonvirtual pone a prueba para sus usuarios una nueva funcionalidad en la configuración de sus buzones, al recibir acompañado de la grabación en MP3 una transcripción de lo que se decía en la grabación, especialmente interesante para los momentos en los que no se puede escuchar la grabación y sólo podemos leer el correo.

Probablemente no sea tan sofisticado como el transcriptor de la NSA, pero ¡estamos trabajando en ello!

Siéntete como Obama recibiendo transcripciones de llamadas… y mucho más, por sólo 5,99 euros al mes.